• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El maltrato contra una mujer fue frustrado, luego de que un empresario argentino que se hallaba en Menorca, impidiera a un ciudadano británico golpear a su expareja, reseñó un medio local de la isla.

    Un hotel cuatro estrellas fue el escenario del hecho, donde funge como director el argentino Max Weinbiner, quien propinó dos puñetazos al sujeto que tenía una orden de alejamiento por malos tratos a la mujer.

    Al parecer el sujeto había seguido a su exesposa, que había ido a la isla con sus dos hijos, pese a tener prohibido acercarse a ella por orden judicial. Un día después llegó a la isla española y luego de localizar en el hotel en que se hospedaba, rentó una habitación en el mismo lugar.

    Tras pasar casi un día con su familia, el hombre empezó a discutir con su pareja en el vestíbulo del hotel y la situación empeoró cada vez más. “Los insultos y gritos se incrementaban contra la mujer”, declaró al diario Weinbinder a La Vanguardia, al percatarse que iba a producirse una agresión, decidió intervenir.

    El empresario recibió varios golpes, pero logró neutralizar al agresor. Mientras que llegaba las fuerzas de seguridad y que no pudieron aprehenderlo porque la mujer se negó a presentar cargos por no haber sufrido lesiones.

    Weinbinder también rechazó denunciar al sujeto y pactó con el ciudadano británico que abandonara la isla, promesa que cumplió inmediatamente acompañado por agentes de la Guardia Civil, que le escoltaron hasta el aeropuerto. “Me ha dolido la boca dos días, pero los daños no han ido a mayores”, dijo el empresario.

    “A la clienta le quedaban cuatro días de vacaciones y a mí me preocupaba que el hombre volviera por ella”, explicó, al tiempo que refirió “Si lo hubiera denunciado por una agresión leve, solo habría tenido que ir a la comisaría y habría quedado libre al momento para regresar al hotel”.

    Weinbinder escribió sobre lo sucedido en su cuenta de Facebook: “Hoy salimos en las noticias por algo que no debería ocurrir jamás, la violencia hacia las mujeres tiene que ser duramente castigada”.

    Sin embargo, este mensaje tuvo repercusión mediática alcanzada por el incidente, donde la reflexión dejada ha sido: “que una situación que debería ser normal como el defender a una persona en peligro tome tanta difusión habla muy mal de nosotros como sociedad”.

    Sigue leyendo…

    Calcinan a mujer transgénero por resistirse a una violación

    Mesa de Violencia Obstétrica y Parto Respetado llama a “erradicar en todas sus formas” la violencia contra las mujeres

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...