• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A Janice Dotson-Stephens, de 61 años de edad, la muerte le llegó en una cárcel de Texas, Estados Unidos, donde estuvo durante cinco meses sin saber nada de su familia. Ingresó sola e indefensa y así falleció.

    Resulta increíble que en esta era de avances tecnológicos, la Oficina del Sheriff del Condado de Bexar no pudiera comunicarse con la familia desde el 18 de julio, cuando la detuvieron. Argumentaron que no tenían listado a un pariente cercano.

    La sorpresa fue trágica para sus hijos. Tras varios meses sin saber de su paradero, tuvieron noticias este jueves, pero para ir a recoger su cadáver.

    Preguntamos por ella todo el tiempo que estuvo en la cárcel. Todavía buscamos que todo se aclare”, dijo su hija, Michelle Dotson.

    Tenía 61 años y ya había sido arrestada antes. Foto: Web.

    El caso tiene más detalles escabrosos. La mujer fue detenida con una fianza de 300 dólares por una infracción menor, después de ser acusada de entrar de manera ilegal a una propiedad ajena, reseñó CNN.

    Su hija, Michelle Dotson, contó que tenía antecedentes de enfermedad mental y que no era la primera vez que la arrestaban. La pregunta es ¿por qué entonces las autoridades no tenían registro de sus familiares?.

    “Hubo un ciclo que se repitió: estaba bien, tomaba sus medicamentos, luego sucedía algo y dejaba de tomarlos. Ella tal vez se iba o desaparecía. Hubo ocasiones en las que pudo haber terminado en la cárcel. Pero por lo general, hacían una evaluación psiquiátrica y la llevaban al hospital estatal”, relató su hija.

    Después de que terminen los preparativos fúnebres, la familia intentará conseguir una respuesta al motivo por el que no fueron notificados durante los cinco meses de detención de su madre.

    “Lo estamos tomando paso a paso. No queremos hacer acusaciones. Estamos ocupados haciendo los preparativos fúnebres para mi mamá”, expresó la hija.

    La versión oficial

    Según el reporte de la oficina del sheriff, Dotson-Stephens murió de causas naturales por una enfermedad cardiovascular arteroesclerótica o una enfermedad arterial coronaria.

    Además, los médicos forenses reportaron un trastorno esquizoafectivo, una condición crónica de salud mental caracterizada por síntomas de esquizofrenia.

    Durante su estadía en la prisión, la mujer renunció a una audiencia el 23 de julio, por lo que en agosto se le ordenó someterse a una evaluación psiquiátrica. En varias ocasiones se negó a ser entrevistada, aseguraron las autoridades en su defensa.

    El Departamento de Policía de Converse es el encargado de investigar el deceso para aclarar lo sucedido.

    El café es un gran aliado para combatir el Parkinson y la demencia

    El Castillo de Drácula esconde una estructura sorpresa bajo su fachada

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...