• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este fin de semana en Estados Unidos se dio a conocer la inusual forma de hacer justicia de dos policías, quienes decidieron jugar a “cara o cruz” con una moneda -virtual- para decidir si detenían o no a una ciudadana que conducía a exceso de velocidad, informaron medios locales.

    “Pensar que estas son las personas que supuestamente nos deben ayudar y cuidarnos. Mi libertad se vio amenazada por ellanzamiento de moneda, fue un juego para ellas”, dijo Sarah Webb, la joven cuyo arresto dependió de una apuesta.

    En el vídeo registrado por una de las dos agentes, se observa cómo después de pedir a la conductora que parase su coche, apostaron a cara o cruz si la arrestaban o no. Así lo mostró la televisión local 11Alive, propiedad de la cadena NBC.

    Lo más inédito del asunto es que, en vez de usar una moneda, las agentes Kristee Wilson y Courtney Brown (de la localidad de Roswell, estado de Georgia) utilizaron una aplicación móvil que simula el lanzamiento de una moneda al aire y apostaron que, si salía cara, arrestarían a la joven de 24 años.

    La moneda virtual cayó en posición de cruz y una de las agentes preguntó a la otra: “¿Entonces la liberamos?”. Pero la otra policía contestó que, pese al resultado fortuito, la iban a detener y empezaron a decidir, entre risas, bajo qué cargos iban a efectuar esa detención.

    ¿Por qué corría tanto?

    En abril pasado, Sarah Webb, estaba demorada a su turno como peluquera cuando pasó a alta velocidad frente a una patrulla de control de tráfico. Luego de dos meses de haber sido aprehendida, Webb fue que se enteró de lo que sucedió entre el momento en que la detuvieron y cuando fue esposada, para ingresarla en la cárcel local.

    “Creo que deberían despedirlas, no darles unas vacaciones pagadas”, declaró Webb, quien aún  no decide si tomará medidas legales contra las funcionarias.

    En una misiva, el jefe del Departamento de Policía de Roswell, Rusty Grant, avisó que las agentes habían sido suspendidas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...