• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La inestabilidad cambiaria que afecta gravemente en la actualidad a la República de Turquía, forma parte de un plan bien orquestado promovido por el gobierno de Estados Unidos para atacar la nación.

    Así lo denunció el presidente Recep Tayyip Erdogan, al denunciar las medidas asumidas por su homólogo Donald Trump, que han generado fuertes tensiones económicas.

    “La inestabilidad en el tipo de cambio es una operación contra mi país (…) No hace falta ser un genio para ver que hay un ataque contra Turquía“, fueron las declaraciones del primer Mandatario turco.

    Durante un acto de graduación militar realizada este viernes, aseguró que su nación superará la guerra económica estadounidense y subrayó que “la volatilidad de la lira (moneda nacional tuca) pasará”.

    En este sentido, puntualizó que su Gobierno está tomando las medidas necesarias en respuesta al desplome de la lira y se están empezando a ver los resultados concretos de estos pasos.

    Hace unos días el jefe de Estado atribuyó a un “complot” de la Casa Blanca el desplome de la lira turca y enfatizó que están dispuestos a descartar el dólar en sus transacciones comerciales internacionales, en represalia por las presiones económicas.

    Anomalía del mercado

    Por otra parte, el ministro de Finanzas y el Tesoro, Berat Albayrak, destacó las medidas implementadas para controlar la inflación y frenar la subida de los precios a menos del 10 %, “tan pronto como sea posible”.

    Consideró que la “anomalía del mercado” se debe a las medidas punitivas de Washington contra su país por la detención desde octubre de 2016 de Andrew Brunson, acusado de terrorismo y espionaje.

    En esta línea, el presidente de EE. UU., anunció su decisión de elevar los aranceles a las importaciones de acero y aluminio turcos hasta un 50 y un 20 %, respectivamente.

    En respuesta a dichas sanciones, Turquía ordenó congelar los bienes de los secretarios estadounidenses de Justicia e Interior de EE.UU., y aumentó los aranceles a varios productos del país norteamericano, publica Hispan TV.

    A.L.

    Turquía tiene listo el “más ambicioso proyecto de la historia” en su país

    Erdogan acusa a EE. UU. de apuñalar por la espalda a Turquía

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...