• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una mujer de nombre Jessica Allen de 31 años, residente de California, Estados Unidos, causó polémica en la sociedad estadounidense al darse a conocer la noticia, que se embarazo otra vez estando ya embarazada y de otro hombre, por tanto su embrazo de simple pasó a gemelar.

     

    Ante las investigaciones del insólito caso, se dio a conocer que la futura madre había decidido alquilar su vientre a una pareja de origen asiático, quienes no pueden concebir hijos, por lo que se sometió al procedimiento común llamado fertilización in vitro.

     

    In vitro es una técnica de laboratorio que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero de la madre

     Superfetación

    Tras confirmarse el embarazo, Allen continúo con su vida normal. Al ponerse en control prenatal semanas después, el doctor le confirmó que tenía dos sacos gestacionales en su interior.

    Entre tanto la pareja china creyeron que tendrían morochos. Al pasarlos nueve meses y al dar a luz a los bebés; fue allí donde se dieron cuenta que ambos eran diferentes, los padres decidieron hacerles pruebas de ADN y los análisis arrojaron que eran hermanos de padres diferentes.

    Ante los hechos insólitos la mujer confesó haber tenido relaciones sexuales con un hombre después de haberse enterado que estaba embarazada, pensó que no pasaría nada en vista que ya estaba en estado.

    Científicamente este caso se le denomina “superfetación” es un estado bastante extraño ya que solo se han registrado hasta los momentos 12 casos confirmados.

    Continúa leyendo…

     

    ¿Notas algo extraño en esta mujer? Su cuerpo comenzó a cambiar luego del embarazo (+Fotos)

    Su dolor de estómago era terrible. Los doctores no podían creer que un bebé llevará más de 30 años ahí

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...