• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La cifra de ciudadanos estadounidenses que han solicitado asilo político en Canadá ha ido incrementando notablemente, siendo seis veces mayor el número registrado en el año 2017 que el año anterior 2016.

    Según datos de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía canadiense, en total fueron exactamente 2.550 las peticiones, mientras que 395 se realizaron en 2016. Hasta finales del mes de agosto de este 2018, 1.215 estadounidenses han pedido refugio en la nación norteamericana.

    De acuerdo a lo informado por el organismo oficial, Estados Unidos suministró el tercer mayor número de solicitantes de asilo. La lista está encabezada por Haití (7.785 solicitantes) en el número 1 y Nigeria (6.005 solicitantes) en el número 2.

    Los funcionarios dijeron que si bien Canadá sigue siendo un país abierto y acogedor, cruzarlo no es “un boleto para la residencia permanente”. “Venir a Canadá, solicitar asilo en Canadá no es una garantía para la residencia permanente en Canadá”, dijo Louis Dumas, un portavoz del Ministerio de Inmigración, el año pasado, reseña CNN.

    Se cree que las políticas de inmigración de línea dura que han caracterizado al actual presidente Donald Trump, han impulsado el aumento en el número de personas que huyen a Canadá, en el que casi todos serían hijos de padres haitianos nacidos en EE. UU., cuya intención sería evitar ser separados de sus familias después de que Trump derogara el estado de protección temporal que su país había concedido a 59.000 personas procedentes de Haití después del catastrófico terremoto de 2010.

    Asimismo, los haitianos que poseen ese estatus y permanezcan en territorio estadounidense después de julio de 2019 también se enfrentarán a una posible deportación. “La mayoría de los estadounidenses que solicitan el estatuto de refugiado son hijos de no residentes” y son ciudadanos de ese país porque “nacieron allí, pero cruzan la frontera con sus padres porque no quieren que los separen”, ha detallado Stéphane Handfield, un abogado de inmigración que ejerce en Montreal (Quebec, Canadá), publica RT Actualidad.

    A.L.

    Terremotos de mediana intensidad se registran en la costa oeste de Canadá

    LLega primer grupo de la caravana de migrantes a la frontera entre EE.UU. y México

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...