• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Que exista periodismo independiente también depende de ti. Una sociedad plural y democrática necesita de diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.

    El Gobierno de los Estados Unidos asegura que Washington no cambiará su política de intervencionismo y de sanciones económicas respecto a Venezuela, a pesar de que las autoridades de la nación suramericana liberarán al estadounidense Joshua Holt y su esposa Tamara.
    Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU, recibió con beneplácito la liberación de los ciudadanos. “Saludamos la liberación de Joshua y Tamara Holt, quienes fueron injustamente encarcelados en Venezuela“, escribió Pompeo en su cuenta de Twitter.

    Destacó que “la política de EEUU hacia Venezuela permanece sin cambios” y expresó: “Apoyamos al pueblo venezolano y sus esfuerzos por volver a la democracia”.

    El ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, anunció este fin de semana que la liberación de Joshua Holt fue el resultado de varias reuniones entre el presidente Nicolás Maduro y congresistas estadounidenses.

    Al regresar Holt a la nación estadounidense fue recibido por el jefe de la Casa Blanca en el Despacho Oval.

    Reclusión

    El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvo al estadounidense Joshua Holt el 30 de junio de 2016 y a su esposa Tamara Belén Caleño por portar armas de guerra sin autorización.

    Holt declaró a las autoridades del país que llegó a Venezuela para casarse con Caleño, a quien supuestamente conoció por Internet y dijo que contrajo matrimonio en la capital de la nación suramericana. “Luego de que mi esposa recibiera su visado se irían a los Estados Unidos”, dijo a los funcionarios.

    A dos semanas de su boda fue detenido en la casa de su esposa. Lugar donde el Sebín encontró  rifles, municiones y una granada que sería utilizada contra el Gobierno.

    El estadounidense estuvo bajo prisión por dos años en El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), ubicado en el oeste de Caracas; junto a su esposa quien también permanecía en los calabozos y solo podían verse los días jueves.

    Debido al motín ocurrido en las celdas del Sebín, Holt solicitó al Gobierno de Trump rescatarlo, puesto que “su vida corría peligro”.
    Loading...