• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Gobierno de Donald Trump no cumplió con el plazo ordenado por una corte para reunir a los niños migrantes que fueron separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos con México, indicó la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

    El Ejecutivo estadounidense entregó a la ACLU una lista de 102 niños menores de cinco años y el grupo señaló que es probable que menos de la mitad se reúna con sus padres antes de la fecha límite, que se cumplía este martes.

    El Departamento de Justicia pidió al juez de distrito Dana Sabraw más tiempo la semana pasada; pero el viernes, el juez rechazó otorgar una prórroga y dijo que solo consideraría algunos casos específicos. Ordenó que ambas partes discutieran dichos casos especiales y se los informaran el lunes. Durante el fin de semana, el Departamento trabajó para allanar un camino hacia la unión de familias y preparó un informe para la corte.

    Las autoridades estadounidense no tienen certeza de a cuántas familias separaron ni donde está localizado cada uno de los niños apartados de sus padres

    El origen de las violaciones de los derechos humanos

    Los niños fueron separados de sus padres en la frontera sur, luego de que el secretario de Justicia, Jeff Sessions, anunciara en mayo una política de “cero tolerancia” para detener a las personas que ingresaran al país de forma ilegal. Mientras los padres eran procesados judicialmente, los niños fueron colocados bajo el cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

    Trump cambió el curso el 20 de junio, debido a la indignación que generó la medida y a las exhortaciones de que se mantuvieran unidas las familias. Su orden ejecutiva tuvo un efecto mediático, mas no resolvió el enredo jurídico y la tragedia humanitaria.

    Incluso las propias autoridades de la administración Trump admitieron que no podrían saber la ubicación precisa de muchos de los niños separados. También se tropezaron con sus propias mentiras, al reconocer que no eran dos mil sino más de tres mil los infantes alejados de la custodia de sus padres.

    El 26 de junio, Sabraw indicó que este martes era la fecha límite para reunir a los niños menores de cinco años con sus familias; y que el 26 de julio vencía el plazo para el resto. Sabraw escribió que la “situación ha alcanzado un nivel de crisis” y que las “circunstancias caóticas” fueron provocadas por el propio Gobierno.

    “Es muy decepcionante que el Gobierno del presidente Trump no reunirá ni a la mitad de los niños menores de cinco años con sus padres”, dijo Lee Gelernt, abogado de la ACLU. “Estos niños ya han sufrido bastante por su política y cada día que pasan separados de sus padres aumenta ese dolor”.

    La ACLU interpuso una demanda en marzo a nombre de una mujer de la República Democrática del Congo que fue separada de su hija de cinco meses tras solicitar asilo en un cruce fronterizo de San Diego y de una solicitante de asilo brasileña que fue separada de su hijo luego de haber sido detenida en agosto cerca de la frontera estatal de Texas y Nuevo México.

    Loading...
    Loading...