• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Movimiento Indígena Estadounidense (AIM, por sus siglas en inglés) tachó este miércoles de racista al canciller español, Josep Borrell, por las declaraciones en las que restó importancia al genocidio indígena en los Estados Unidos.

    “El racista ministro de exteriores de España, Josep Borrell, dice esto sobre nuestra historia antes de la independencia: ‘lo único que hicieron fue matar a cuatro indios’. Es una forma supremacista, negacionista y patética de describir el genocidio”, escribió la AIM en su perfil de Twitter.

    El canciller español pronunció las palabras citadas por la AIM durante su participación este lunes en un acto en la Universidad Complutense de Madrid.

    Borrell intentó atribuir la integración política de los Estados Unidos al hecho de que “tiene el mismo idioma todos” y porque tenían muy poco historia detrás, pues “nacieron a la independencia prácticamente sin historia”.  “Lo único que habían hecho era matar a cuatro indios. Aparte de eso, fue muy fácil”, apuntilló el canciller para ilustrar su argumento.

    En su mensaje de repulsa a las palabras de Borrell, la AIM aprovechó la ocasión para mostrar su apoyo al movimiento independentista catalán.

    Esto fue aprovechado por el expresidente catalán Carles Puigdemont, que también a través de Twitter agradeció su apoyo al movimiento indígena y, de paso, calificó a Borrell como un “racista, supremacista y negacionista”. “La Unión Europea no debería tener un ministro así”, sentenció Puigdemont.

    Por parte el opositor partido Ciudadanos refutó  citando un reportaje publicado el 2 de marzo de 2018 por la revista Nature, en el que se recoge que EE. UU. autorizó unas 1.500 guerras o ataques contra los indios y que, a finales del siglo XIX, solo quedaban 238.000 aborígenes en su territorio, frente a los 15 millones que se estima que lo poblaban en 1492.

    En redes sociales no fueron pocos los mensajes contrarios al genocidio norteamericano y la particular interpretación que le dio el canciller a ese suceso histórico:

     

    Removerán estatua “racista” sobre indígenas en San Francisco

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...