• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La falta de políticas serias y estrictas en Estados Unidos en cuanto a la posesión de armas, es un tema que siempre se encuentra en la palestra debido a los constantes casos de violencia con armas de fuego que se registran en el país, lo que evidencia la urgencia en replantear los requisitos y términos para permitir la compra, venta y posesión de las mismas. Un nuevo caso que ha causado conmoción, ha demostrado la necesidad de implementar medidas y estrategias de control, seguridad y prevención sobre este ámbito. Se trata de un padre y su hijo que asesinan a sangre fría a un vecino luego de una pelea por la basura.

    Lo que comenzó como una discusión terminó de la peor forma para uno de los protagonistas. Dos familias de Abilene en Texas no lograban ponerse de acuerdo acerca del lugar para dejar sus desperdicios, y tras una serie de insultos, la violencia fue escalando hasta terminar en un fatal tiroteo.

    El suceso ocurrió el pasado 1 de septiembre cuando Jhohn Miller, de 67 años, y su hijo Michael, de 31 años, dispararon y mataron a su vecino. Los hechos quedaron grabados en el celular de la pareja de Aaron Howard, por lo que la policía local decidió arrestar a los hombres acusados de asesinato.

    En el video sin editar de un poco más de dos minutos, se observa como los acusados se acercan a Howard con sus armas desenfundadas peleando por un colchón que estaba en la basura.

    La víctima, emplaza a sus vecinos por aparecer en su propiedad armados delante de sus hijos. Howard amenazaba a Jhon con denunciarlo a la policía y enviarlo a la cárcel. “Oh, sí, vas a ir a la cárcel”, se escucha antes de que comenzaran las amenazas de muerte.

    “Escucharon, dijo que me iba a matar”, grita la víctima, ante lo que su vecino continúa con sus amenazas: “estás muerto. Lo prometo, están ambos muertos. Los voy a matar”. De un momento a otro y medio de la pelea se escuchan unos disparos de la pistola. La víctima cayó moribundo sobre la calle acribillado mientras su esposa gritaba de dolor.

    Posteriormente, padre e hijo fueron detenidos y acusados de homicidio intencional en primer grado, aunque se encuentran en libertad tras pagar una fianza de US$25 mil.

    A.L.

    Ocurre un nuevo tiroteo: Van 262 actividades de este tipo registradas en EE. UU. con fallecidos y heridos

    Miles exigen en las calles de EE.UU. control de armas

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...