• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Foto: Másde131

    Foto: Másde131

    El movimiento de jornaleros del valle de San Quintín realizará manifestaciones con motivo del primer aniversario del levantamiento que denunció las violaciones a sus derechos humanos y la exigencia a mejores condiciones laborales.

    Las manifestaciones comenzarán con una mega marcha que se llevará a cabo el 17 de de Marzo, mismo día en el que se conmemora un año del estallido de la huelga general de San Quintín. La movilización dará inicio en Baja California en el Valle de San Quintín, transitarán por los municipios de Ensenada y Rosarito; finalizando en Tijuana.

    Posteriormente en Tijuana el 20 y 21 de Marzo, se reunirán con integrantes de organizaciones de migrantes mexicanos y binacionales que viven en Estados Unidos, mismos que se sumarán a la manifestación con el objetivo de analizar los avances del boicot a la empresa Driscoll´s.

    Por otra parte, se ha llamado a sumarse a esta acción de protesta, a diversas organizaciones civiles como; la Central Campesina Cardenista (CCC), la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (Cioac), el Sindicato de Telefonistas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) -en particular la Sección 22 de Oaxaca. Sumando a ello defensores de derechos humanos y activistas.

    Los jornaleros del Valle de San Quintín, se levantaron el 17 de Marzo del 2015, con lo que salió a la luz pública uno de los hechos más deshumanos en la historia del país; la explotación de cientos de jornaleros que se enfrentaban a pésimas condiciones laborales y a la violación de sus derechos humanos. Entre las diversas demandas que dieron a conocer fueron las largas horas de trabajo, que abarcaban hasta 14 horas diarias, sin día de descanso semanal, con un salario deplorable, sin vacaciones, sin seguridad social y sin una vivienda digna que contara con los servicios básicos. Así mismo, se denuncio el abuso sexual y hostigamiento hacia las trabajadoras por parte de los capataces.

    Los responsables de estos hechos son en su mayoría consorcios transnacionales, entre estas empresas se encuentra Driscoll´s de Estados Unidos. Ante esto, los jornaleros de San Quintín recibieron apoyo por parte de organizaciones en defensa del campo y derechos laborales de Estados Unidos. De ahí que lograran organizarse para la realización de un boicot hacia la empresa Driscoll´s, como medida para exigir a los empresarios el respeto y cumplimiento de sus demandas.

    Hasta el día de hoy se ha encontrado una buena respuesta por parte de la comunidad estadounidense, la cual se ha solidarizado a esta lucha, apoyando el boicot a Driscoll´s, que va desde la difusión de información hasta el no consumir sus productos. Por el contrario, la respuesta de los empresarios ha sido escasa negándose al dialogo y negociación con los trabajadores.

    Las mejoras en las condiciones de trabajo de los jornaleros de San Quintín han sido escasas, sin embargo advierten que continuarán luchando porque todas sus demandas y derechos sean reconocidos.

    Por Alejandra Peña

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...