• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Liberar el conocimiento

    En el Artículo 1° del Nuevo Estatuto de la Universidad de Chile, se establece que “la Institución está dedicada a la enseñanza superior, investigación, creación y extensión en las ciencias, las humanidades, las artes y las técnicas, al servicio del país en el contexto universal de la cultura”. Acorde a esto, se visualizan tres líneas de acción dentro de la misión de nuestra casa de estudios, una de las cuales está directamente relacionada con el país y que nos exige el compromiso con el desarrollo del Patrimonio Cultural del mismo. Esto implica liberar, al menos, una buena parte del conocimiento que aquí se desarrolla. Existen dos razones para justificar el porqué:

    La primera, es la explicada al principio y tiene que ver con el accionar que le corresponde a la Vicerrectoría de Extensión y Desarrollo de la Universidad. Así como la Universidad de Chile tiene el deber de realizar docencia y investigación, también se le exige realizar extensión. Esta última área se encarga de llevar a cabo diversas funciones en relación con la sociedad y el mundo privado en general.

    Así como vemos que en muchos lugares se realizan actividades como exposiciones artísticas, teatrales, seminarios o charlas, también es posible hoy en día crear copias digitales de muchos bienes culturales sin costo monetario. Se pueden almacenar en medios y formatos digitales, facilitando su acceso al público en general, y por ende democratizándolos. Cuando hablamos de democratizar los contenidos, no sólo pensamos en su visualización, sino en que el usuario pueda reutilizarlos, intervenirlos, copiarlos, distribuirlos, mezclarlos y crear obras, generando nuevos productos del genio colectivo. Aportar obras culturales al dominio público de Chile, se traduciría en un gran y verdadero aporte al patrimonio cultural del país.

    Es muy importante, en el sentido democrático, garantizar el acceso público de los recursos publicados por la Universidad de Chile, sobre todo aquellos editados en las páginas web de nuestra institución. Para esto, es necesario hacer legal y más fácil el ingreso a importante documentación, como informes de la Universidad, noticias, etc. Para esto proponemos el aprovechamiento de las licencias Creative Commons (CC) y algunos derechos reservados.

    La segunda razón, implica mostrarnos al mundo. ¿Nos beneficia liberar el conocimiento? por supuesto que sí, la difusión que alcanzaría la Universidad de Chile en todo el mundo sería enorme. Internet es un medio que permite difundir divulgar el conocimiento de una manera nunca antes vista, y claramente la Universidad de Chile tiene algo que decir aquí. Ya son muchas las universidades del mundo que están liberando el conocimiento que generan. Ejemplos de ello son el MIT, Harvard, Berkley, Stanford, entre otros, que ya tienen su material liberado en la web. Si la Universidad de Chile es actualmente reconocida por ser líder en la investigación científica del país, ¿porqué no puede ser también una institución líder en el aporte al dominio público de Chile y Latinoamérica?. Aquí tenemos una gran oportunidad de darnos a conocer.

    Software Libre en la U

    Dentro del ámbito de la Cultura Libre se encuentra el tema de los Programas Libres. Los Programas Libres, son aplicaciones informáticas que garantizan 4 libertades básicas a los usuarios:

    • Libertad 0: la libertad de usar el programa con cualquier propósito.
    • Libertad 1: la libertad de estudiar cómo funciona el programa y modificarlo, adaptándolo a tus necesidades.
    • Libertad 2: la libertad de distribuir copias del programa, con lo cual puedes ayudar a tu prójimo.
    • Libertad 3: la libertad de mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie.

    Estas libertades implican una serie de beneficios para la comunidad universitaria:

    Beneficios Éticos y Morales

    El software libre se basa en la ética de compartir, permite que hagamos todas las copias que queramos y las podamos distribuir sin poner trabas de ningún tipo. En docencia, el profesor podrá disponer de muchas herramientas posibles de integrar tanto en la docencia como en la investigación, entregándole un sentido ético y moral a su alumnado, fomentando el trabajo en equipo y pudiendo agregar correcciones al programa para adaptarlo a sus propias necesidades.

    Beneficios Económicos

    ¿Cuánto gasta esta casa de estudios en licencias de software? Hay varios ejemplos a nivel mundial que demuestran los beneficios económicos del software libre. A esto se suma la facilidad de adaptación del programa, que nos permite hacer cambios y actualizarlos de forma inmediata integrándonos a una red de participantes que entregan mejoras al software a una velocidad que sólo se logra gracias a la cooperación entre personas.

    Unirse de forma real al OpenCourseWare Consortium

    El OpenCourseWare (OCW) Consortium lo componen 200 de las más importantes universidades del mundo. En él liberan material docente (textos y audio/video) de los cursos que se instruyen en esas instituciones.

    Uno de los grandes ejemplos es el MIT, en esta página se puede acceder a cátedras de la casa de estudios, también a material bibliográfico. Muchos científicos de importancia dan sus clases aquí y realizan su investigación.

    La Universidad de Chile se adhirió hace algunos años atrás, prometiendo liberar en una primera instancia sus Cursos de Formación General (CFG). Es algo mínimo, pero ni esto se ha cumplido en su totalidad. Incorporarse de verdad es implementarlo en conjunto con los académicos y difundirlo en toda la Universidad a través de sus medios.

    Se hace necesario, para demostrar su compromiso con el país, seguir este ejemplo. Ser una universidad de calidad implica que sus conocimientos estén a disposición del resto del mundo, es su misión.

    Publicaciones en OpenAccess.

    Últimamente un método para evaluar a los académicos y a la Universidad respecto de las otras instituciones similares, ha sido a través de sus las publicaciones ISCI. Este método competitivo no comprende y va incluso en contra del sentido de nuestra Universidad.

    Para ser de excelencia se hace necesario una forma más democrática y abierta de desarrollar conocimiento de calidad. El sistema OpenAccess permite esto, la investigación hecha es evaluada por personas similares alrededor del mundo, en forma clara y transparente, utilizando el internet. La tecnología permite en este momento el desarrollo colaborativo del conocimiento.

    Pasar al sistema OpenAccess implica cambios profundos en la disposición del conocimiento y como la Universidad y sus integrantes se evalúan a sí mismos. Además sería un gran impulso y ayuda de nuestra parte para OpenAccess, sobre todo teniendo en consideración el prestigio actual de la Universidad.

    Por otro lado, se debe considerar la enorme cantidad de dinero que se invierte en la suscripción a las revistas especializadas. El acceso al conocimiento que contienen estas publicaciones está limitado económicamente, lo cual ética y moralmente no debiera ser, pues las limitaciones debieran evitarse. Nuestro compromiso como Universidad va más allá de la institución misma, es un compromiso con la nación y la humanidad.

    U-Cursos para todos.

    La herramienta de gestión de cursos y comunidades desarrollada por el ADI (Ingeniería) debe dar el salto hacia el beneficio de todo Chile. Para eso se hace necesario liberarlo a través de la licencia con GPL. Sin embargo, se debe ser cuidadoso, para generar un proyecto de desarrollo a gran escala entre las Universidades chilenas y voluntarios.

    Se espera que en las escuelas chilenas se trabaje con esta herramienta, con el objetivo de mejorar la calidad de la educación, lo que a su vez significa un gran desafío. Valorar el trabajo de su desarrollo, considera también incluir a quienes pueden participar en este, desde cualquier parte del mundo. Al liberar U-cursos será posible, no sólo acceder a él desde las escuelas chilenas, sino desde todo el mundo, sobre todo desde países en desarrollo, por el importante salto que implica interconectar la educación mundial.

    U-cursos libre, U-cursos para todos, es un objetivo y un sueño, que puede hacerse realidad. El compromiso de la Universidad por su país se puede hacer cada vez más claro, a través de hechos  concretos, extendiendo el quehacer universitario a todos los chilenos de una manera expedita, democrática y acorde con la época en la cual nos desarrollamos.

    cluch

    Yerko Montenegro — Jesús Casas — David Pineda

    CLUCH Cultura Libre Universidad de Chile

    cc-by (CLUCH)

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...