• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los casos de violencia de género en la República del Perú son cada vez más comunes, sin embargo la magnitud del problema es aún más grave de lo que se cree, al registrar cada hora alrededor de 18 denuncias de este tipo.

    La información fue dada a conocer por la Fiscalía, que en un informe advierte que este número es probablemente aún mayor, tomando en consideración el silencio de muchas féminas que por miedo se abstienen de acudir a las autoridades.

    El Ministerio Público hizo un llamado a las mujeres a confiar en el sistema de justicia y denunciar cualquier hecho de violencia.

    El gerente del Observatorio de Criminalidad de la Fiscalía peruana, Juan Huambachano, explicó que en lo que va de año se han contabilizado 75 asesinatos contra mujeres, aunque aclaró que la cifra podría ser mayor porque hay 20 muertes de mujeres que se están investigando y que podrían ser casos de violencia de género.

    Degolló a su pareja en plena vía pública

    El último caso de crimen machista en Perú fue este lunes, cuando en horas de la noche un hombre a pocos metros del aeropuerto degolló -en plena vía pública- en la Av. Elmer Faucett de Lima, a su expareja porque creía que se iba a ver con otro hombre.

    Víctor Hugo Soto Mija (51) fue retenido y golpeado por los propios transeúntes, quienes lo entregaron a la Policía. Mientras que Rosa Peralta Torres (41) fue llevada al hospital San José del Callao, donde llegó sin signos vitales debido a la gran pérdida de sangre.

    De acuerdo a lo publicado por Perú 21, Soto declaró a la policía que “al subir al carro (combi), me encontré con ella. Le pregunté, ¿adónde vas? No me respondió nada. Esperé a que pagara para escuchar adónde iba. ¡A Aduanas!, le dijo al cobrador”. Y fue en el paradero Aduanas donde ocurrió el crimen.

    “Saqué la navaja de mi bolsillo y me abalancé sobre el cuello. Mi objetivo era solo asustarla, pero lo que me dijo me cegó, me dio cólera y reaccioné de esta manera. Teníamos un año de relación”, confesó.

    A.L.

    Perú destina más de 18 millones de dólares para combatir violencia de género

    Ordenan repetir juicio a militares peruanos por violar a campesinas

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...