• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En algunos países como Malasia, ser homosexual se castiga de forma severa, porque ese tipo de relaciones está prohibida. Si a eso se le agrega ser descubierto mientras se mantienen relaciones sexuales dentro de un coche, las penas se agravan.

    Eso fue lo que le ocurrió a dos mujeres de 22 y 32 años, en abril pasado. La condena que le impuso un juez malayo incluye seis azotes con una vara, que se programaron para el 28 de este mes, y una multa de 700 euros para cada una.

    No conforme con eso, si no pagan ese monto irán a la cárcel por cuatro meses. En el fallo de la justicia se indicó que “es un castigo adecuado que debe ser infligido para que esta sentencia sea una lección, no solo para ustedes dos, sino para toda la sociedad”.

    En su declaración durante el juicio, las mujeres reconocieron que sí tuvieron relaciones sexuales porque “se sienten más seguras que teniendo sexo con hombres”.

    Los medios locales reseñaron los detalles divulgados por la policía que las descubrió y las acusó de lesbianismo. Según ellos, “en el coche había unos genitales masculinos artificiales, ocultos bajo el disfraz de la conductora, que se cree que satisfacen su lujuria”.

    Todas estas medidas restrictivas se aplican porque Malasia es un país oficialmente musulmán y sus leyes se están volviendo cada vez más conservadoras, siguiendo la ley sharia reseñó El Confidencial.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...