• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Al menos 11.290 menores sufrieron de abuso sexual en 2017 en Colombia, cifra, calificada como “aterradora” y confirmada por la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Karen Abudinen, quien señaló que cada esos casos deberían ser atendidos por el Estado, solucionados por la Fiscalía y prevenidos por los adultos.

    Las cifras de abuso sexual en Colombia muestran un panorama muy alarmante, puesto que indicán, que de los 15 millones 448 mil colombianos menores de 18 años,  más de 11 mil son víctimas de abuso infantil cada año.

    Sin embargo, las estadísticas no reflejan la gravedad del problema, porque no todos los casos se denuncian o se conocen. Según el departamento de Medicina Legal, “no existe en el país un sistema de información o un seguimiento de lo que ocurre con la violencia contra la niñez”.

    Relato reciente

    Hace apenas dos semanas impactó en Colombia el caso de otra niña, esta vez de tres años de edad, que fue quemada con ácido y violada en una guardería ilegal de la capital. La pequeña, hija de una trabajadora sexual, fue intervenida de urgencia y tras pasar varios días en cuidados intensivos, logró sobrevivir.

    En relación a estos actos, que se han incrementado con el tiempo, Karen Abudinen señaló que “pareciera que el país padece de un cáncer que hizo metástasis en el tema de violencia contra la niñez”. Declaró también que en los últimos 10 días en el organismo se habían atendido cerca de 5.600 denuncias de abusos contra menores.

    Colocó algunos ejemplos que han trascendido a la opinión pública: “El caso de un bebé con tres días de nacido dejado en un matorral en el departamento de Risaralda y otro caso de una madre en el departamento de Tolima que lanzó su hija de siete años a un río y luego se suicidó”, refirió.

    “Me pregunto ¿dónde están las familias colombianas? ¿será que el ICBF debe ser la única institución encargada de proteger a los niños? Toda la sociedad, todas las instituciones, las administraciones, municipales y departamentales, deben ser responsables”, resaltó la funcionaria.

    Por su parte, Carlos Valdés, director del Instituto de Medicina Legal, hizo un llamado de atención al pueblo colombiano. “Cuidemos más al ser humano, estamos haciendo grandes campañas para cuidar a los animales y no hacemos ni una sola para cuidar a nuestros niños que son las mayores víctimas de los delitos”, afirmó el la institución.

    Según las autoridades locales, muchos de los autores de abuso sexual contra menores en Colombia son familiares cercanos a las víctimas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...