• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un severo dolor de cabeza le generó a la justicia francesa el simple registro del nombre de un bebé. El detalle fue que, esta vez, las dos madres -una pareja- del pequeño decidieron darle uno que generalmente usan las niñas. Allí comenzó el dilema.

    Ambre, el nombre de la discordia, fue como una pareja de mujeres de Étel, en la Bretaña francesa, decidió llamar a su bebé nacido en enero de este año, reseñó la agencia EFE.

    El enfrentamiento empezó cuando la Fiscalía de Lorient solicitó a las damas buscar otro nombre, porque el que eligieron podía crear confusión sobre el sexo del pequeño. Alarmada por lo radical de la medida, una de las madres presentó el caso a un juez especializado en asuntos familiares, quien finalmente decidió a su favor.

    Sin embargo, ahora tendrán que esperar hasta el próximo año a que un tribunal de Rennes decida sobre el polémico caso. Ambre figura entre los 50 nombres más usados para las niñas y significa “inmortal”.

    “La sociedad es muy injusta. Acepta nombres muy ridículos, como ‘Clitorine’. Si un nombre clásico y tan antiguo y reconocido para los dos sexos no se admite, ¿no será que el Estado nos ataca?“, manifestó Alice Gondelle, una de las madres del pequeño a un medio local.

    ¡Alerta! Los robots podrían radicalizarse y cometer asesinatos en masa

    ¡No le temas al coco! Su aceite evita que aumente el colesterol malo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...