• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El registro civil de Mendoza, en Argentina, avaló la solicitud de dos personas que pedían que en su registro civil y documento de identificación nacional no se registrara género alguno, en virtud que no se identifican ni como sujeto femenino ni masculino, según se informó en un comunicado difundido por las agencia de noticias Télam.

    “A través de la Resolución 420/2018 se ha hecho lugar a la solicitud de dos personas mendocinas que requirieron el reconocimiento legal de su identidad de género autopercibida y correspondiente rectificación registral solicitando en forma expresa que en su partida de nacimiento no se consigne sexo alguno”, señaló el comunicado.

    Las identidades de estas personas no fueron reveladas, señaló el portal web de CNN en español, que en una nota agregó que la medida fue avalada por la Ley de Identidad de Género de 2012.

    “En ambos casos, en el lugar que se coloca el sexo en el DNI, no se especifica nada, y serían los primeros casos en Mendoza, en la Argentina y quizás del mundo”, comentó en la radio Mdz Radio, la subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte, Eleonora Lamm, citada por Télam.

    Las personas que solicitaron esta medida pidieron que no se consignara de manera alguna ni en su registro de nacimiento ni en su DNI el sexo. Foto Web.

    Las personas que solicitaron esta medida pidieron que no se consignara de manera alguna ni en su registro de nacimiento ni en su DNI el sexo, agregó de la agencia de noticias argentina.

    La Ley de Identidad de Género del país suramericano permite a las personas trans inscribirse en los documentos de identidad personal “con el nombre y el género de elección”, y garantiza los tratamientos médicos para la adecuación del género que desea la persona para que sean incluidos en el Programa Médico Obligatorio en la atención de salud pública como privada.

    Según esta ley, todas las personas mayores de 18 años pueden solicitar la rectificación de su sexo y el cambio del nombre de pila ante una autoridad notarial “cuando no coincida con su identidad de género”.

    Para esto no son necesarios diagnósticos médicos o psiquiátricos, ni operaciones de cambio de sexo. De tratarse de menores de edad, la petición también se puede hacer “a través de sus representantes legales y con expresa conformidad del menor”.

    Otras notas similares de interés para tu lectura:

    Juzgado argentino acepta hábeas corpus en favor de reclusos homosexuales

    Carrefour retira publicidad sexista en Argentina y pide disculpas

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...