• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Para el 20 de febrero fue pospuesta la decisión de los magistrados del Supremo Tribunal Federal de Brasil que podría convertir la homofobia en un delito. Anteriormente estaba prevista para el jueves 14 de febrero.

    El relator del caso, el juez José Celso de Mello, se quedó a medias en la exposición de sus argumentos, por lo que en la próxima sesión es cuando realmente los jueces empezarán a votar, informó la máxima corte en las redes sociales.

    El magistrado aseguró que la comunidad LGTBI recorre un “cruel itinerario” de “prejuicio, discriminación y exclusión”, y criticó la “inercia” del Congreso por no haber legislado sobre el asunto.

    Comunidad LGTBI espera respuesta

    Este debate llegó al máximo tribunal de Brasil gracias a dos acciones presentadas por el Partido Popular Socialista (PPS) y la Asociación Brasileña de Gais, Lesbianas y Transgéneros (ABGLT), que consideraron inconstitucional la demora del Congreso en legislar sobre el tema y pidieron intervención de la justicia.

    El abogado que representa al PPS y la ABGLT, Paulo Roberto Iotti, repudió la criminalización de la homofobia argumentando que es deber del Estado proteger a minorías y grupos vulnerables.

    Los promotores de la iniciativa alegan que “la homofobia y la transfobia son especies del género del racismo” y deben ser “castigados con el mismo rigor”.

    Las propuestas legales presentadas también exigen que la víctimas de homofobia y la transfobia sean compensadas por el Estado. Aseguran que en Brasil existen leyes sobre el tema que establecen castigos monetarios o indemnizatorios en ese sentido.

    Opositores a la penalización de la homofobia

    Por su parte, el abogado general de la Unión, André Luiz de Almeida, quien representa al Gobierno, afirmó que la Constitución brasileña no exige la tipificación de la homofobia o transfobia y que esa decisión es competencia única del Congreso, por lo que los jueces no deberían inmiscuirse.

    En el mismo sentido se expresó el abogado general del Senado, Fernando Cesar Cunha, que en nombre del Poder Legislativo aseguró que la Constitución solo permite sanciones penales a través de leyes aprobadas por los parlamentarios.

    Además, representantes de iglesias evangélicas pidieron la improcedencia de las acciones contra la homofobia alegando que se estaría violando la libertad de credo y de expresión, pues muchos de los discursos de los pastores más fundamentalistas podrían convertirse en delito.

    Homofobia en cifras

    Brasil es considerado como el país con más asesinatos de personas LTGBI del mundo.

    Según un informe del Grupo Gay de Bahía, en 2017 hubo 445 homicidios motivados por homofobia o transfobia. Esta agrupación recopila las cifras de asesinatos de este sector de la población desde hace 39 años.

    Estos crímenes aumentaron 30 % con respecto al año anterior, cuando fueron 343, y marcaron un récord histórico desde que se recopilan datos de estos asesinatos.

    La homofobia podría llegar a ser un acto criminal en Brasil

    Un día para conmemorar la lucha contra la homofobia

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...