• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), reveló que de 10 feminicidios que ocurrieron en 23 países de la región en el año 2017, cuatro se cometieron en Brasil, cifras similares poseen Argentina y Costa Rica. Situación que evidencia que se han ido incrementado los asesinatos contra mujeres.

    De acuerdo con el texto, dos mil 795 mujeres fueron asesinadas en el continente, en crímenes motivados por la identidad de género, de los cuales mil 133 se ejecutaron en este gigante país sudamericano.

    El documento precisa que en el ranking de países, a partir de un cálculo de proporción, la Cepal muestra que “sin paralelo” El Salvador encabeza la lista presentando una tasa de 10,2 ocurrencias cada 100 mil mujeres; luego le sigue Honduras (5,8), Guatemala (2,6) y República Dominicana (2,2). En las últimas posiciones exhiben mejores tasas Panamá (0,9), Venezuela (0,8) y Perú (0,7).

    En cambio, Colombia, muestran los índices más bajos registrando 0,6 y 0,5, respectivamente. La información la da a conocer la Cepal, de cara al Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre).

    El organismo internacional  que uno de los dos principales desafíos para que se aborde correctamente el tema es la comprensión de que todas las formas de agresión que afectan a las mujeres están determinadas, además de por su condición sexual y de género, por diferencias económicas, etarias, raciales, culturales, religión y otros tipos.

    Además, hace mención a los delitos de feminicidio íntimo y el sexual sistémico, en el que la víctima también es secuestrada y violada.

    De igual manera el lesbofóbico o bifóbico, aparecen configurado cuando la víctima es bisexual o lesbiana y resulta asesinada porque el agresor considera que debe castigarse la orientación sexual.

    La Cepal resaltó que la gravedad del feminicidio hizo que 18 países latinoamericanos hayan modificado sus leyes para que el crimen sea tipificado, lo que implica agravamiento de la pena y sostienen que es un crimen de odio: el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer.

    El concepto define un hecho de máxima gravedad, en un contexto cultural e institucional de discriminación y violencia de género, que suele ser acompañado por un conjunto de agresiones físicas o verbales contra mujeres y niñas.

    Sigue leyendo…

    El feminicidio en México es un desafío legal

    Brasil registró al menos ocho feminicidios diarios en un año

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...