• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las palabras del papa Francisco sobre la homosexualidad, recomendando enviar al psiquiatra a los chicos, provocaron reacciones de rechazo de las organizaciones que defienden derechos de las minorías, en su país de origen (Argentina).

    “Cuando eso (la homosexualidad) se manifiesta desde la infancia, hay muchas cosas por hacer por medio de la psiquiatría”, dijo Francisco en su viaje de regreso de Irlanda, cuando un periodista le preguntó sobre el tema.

    Las declaraciones fueron hechas luego de que Carlo Maria Viganó, exnuncio del Vaticano, diera a conocer una carta en la que asegura que el pontífice conocía desde 2013 las acusaciones de abusos sexuales contra un cardenal.

    Sobre el polémico tema, el papa no se pronunció, pero sí opinó cuando le preguntaron sobre la homosexualidad, agregando que “ignorar a su hijo o hija con tendencias homosexuales es un defecto de paternidad o de maternidad”, agregó.

    La ONG 100% Diversidad y Derechos expresó su repudio a las declaraciones de Bergoglio.

    “El diagnóstico médico sobre la base de la orientación sexual está prohibido por la Ley de Salud Mental en Argentina y es contrario a los estándares internacionales establecidos por los organismos de Derechos Humanos, tanto de la Organización de Estados Americanos (OEA) como de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). También es contrario al Código Civil argentino y a la Opinión Consultiva OC-24/17 emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en noviembre de 2017″, subrayó la ONG.

    Además, agregó enfáticamente que  “las palabras del papa estigmatizan y exponen a la tortura psicológica a miles de personas que no se adecuan al modelo rígido y patriarcal de la doctrina católica imperante, especialmente a niños y adolescentes violentados por sus propias familias. Ya no podemos celebrar, como lo hiciéramos en su momento, la renuncia a condenarnos por parte del vaticano (…) La autorización al poder psiquiátrico para tratarnos de enfermos es un juicio en sí mismo”.

    Mientras, la Comunidad Homosexual Argentina calificó las palabras del pontífice como “una declaración ignorante y discriminatoria”, en el portal minutouno.com. Y agregó: “Nos sorprenden sus declaraciones”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...