• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un municipio de la conservadora provincia indonesia de Aceh, donde se aplica la ley islámica o sharia, emitió una regulación que prohíbe compartir mesa a parejas de hombre y mujer que no estén casados, a menos que sean acompañados por familiares.

    La nueva norma adoptada en la localidad de Bireuen tampoco permite atender a homosexuales y servir a mujeres a partir de las 09:00 de la noche, denuncian activistas en favor de los derechos humanos.

    Según la regulación firmada por el alcalde, Saifannur, las mesas de los establecimientos solo podrán ser mixtas cuando se trate de parientes y el horario límite para las mujeres podrá ser ignorado en el caso de que vayan acompañadas de un familiar.

    “No sirvas a clientes que vulneran las leyes de la fe, la sharia, los valores y la virtud, como los clientes LGBTI”, indica el artículo 10 de la regulación aprobada el 30 de agosto.

    “Es ‘haram‘ (prohibido por la ley islámica) que las mujeres y los hombres coman en la misma mesa a no ser que sea junto a un familiar”, dice el artículo 13.

    La única provincia bajo la ley islámica

    Aceh, al norte de la isla de Sumatra y al oeste del archipiélago, es la única provincia de Indonesia que se rige por la ley islámica. La actriz y fundadora de la ONG Suara Hati Perempuan, Nova Eliza, se sumó a las críticas de activistas y empresarios locales, al enviar una carta al regidor de la ciudad por considerar que la regulación interpreta la ley islámica de forma equivocada.

    Aceh introdujo la sharia a comienzos del 2000, como concesión del Gobierno central para que abandonase sus aspiraciones independentistas y para terminar con décadas de enfrentamientos con el grupo armado Movimiento para la Liberación de Aceh. Tras la última revisión de la ley en 2014, la sharia pena delitos como el consumo de alcohol o las relaciones entre personas del mismo sexo con un máximo de 150 azotes.

    Aunque la homosexualidad no está criminalizada en el resto del archipiélago, activistas y organizaciones garantes de los derechos humanos denuncian un aumento de la influencia homófoba de los grupos islamistas, en ocasiones apoyados por políticos y autoridades. Indonesia es el país con la mayor población musulmana del mundo.

    ¡Histórico! El Tribunal Supremo de la India despenaliza la homosexualidad

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...