• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La mirada de la “justicia” y de las organizaciones estatales muchas veces resulta esquiva para las víctimas y, con más frecuencia, si se trata de mujeres atacadas por sus parejas.

    Esta semana, levantó polémica el caso de una francesa a la que las instituciones públicas declararon “responsable parcial” de la agresión que perpetró su pareja, quien la dejó parapléjica.

    Partiendo de ese “argumento”, el Fondo de Garantía de las Víctimas (FGTI) le redujo la indemnización, que se le concedió en el juicio, a una “compensación parcial”.

    “Lo que no entiendo es que me hagan responsable. Es como si yo hubiera contribuido, como si hubiera buscado lo que me ha pasado, convertirme en parapléjica de por vida”, dijo a France 2 la víctima, que mantiene oculta su identidad.

    La secretaria de Estado para la Igualdad Mujer-Hombre ha defendido su causa. Foto: Reuters.

    El caso

    De acuerdo con el reporte de medios locales, el incidente ocurrió el 24 de agosto de 2013 en Le Mans. Para esa fecha, ya la mujer de 25 años había denunciado a su pareja por los maltratos.

    Esa noche, llamó a la policía por una disputa doméstica. Las autoridades le recomendaron abandonar temporalmente la vivienda, consejo que ella intentó seguir, pero no lo logró, porque no había trenes, no tenía dinero para pagar un taxi y no recibió respuesta de sus amigos ni de los servicios sociales, reseñó La Vanguardia.

    Sola, desprotegida, no le quedó otra opción que volver al lugar donde estaba su verdugo. Pasaron unas horas y sus vecinos la encontraron con graves heridas a las puertas del edificio, después de que el hombre la lanzara del segundo piso. Quedó parapléjica.

    En el juicio, al victimario lo condenaron a 15 años de prisión y, en 2016, el Tribunal de Primera Instancia fijó una indemnización para la víctima de 90.000 euros, que las instituciones ahora quieren rebajar hasta los 67.500 euros porque “hay una responsabilidad compartida, ya que la víctima ha cometido una falta civil al regresar a su casa”.

    Los abogados apelaron esta macabra decisión, pero tendrán que esperar hasta el 27 de mayo, cuando se llevará a cabo la audiencia.

    Defienden su causa

    Una de las pocas noticias buenas para la mujer es que la secretaria de Estado para la Igualdad Mujer-Hombre, Marlène Schiappa, defiende su causa y calificó la situación de “profundamente chocante e incomprensible”.

    “Considerar que una mujer es responsable, aunque sea parcialmente, aunque sea administrativamente, de la violencia que sufre va en contra de todo el trabajo que realizamos”, expresó en sus redes sociales.

    Según adelantó, su oficina está informándose y, en caso de que la situación sea tal como ha sido denunciada, ella intervendrá “personalmente ante las instituciones responsables para que se realice una reparación de daños ante la justicia”, refirió El País. 

    Bolivia impulsa medidas para prevenir y reducir la violencia de género

    Le desfiguró el rostro a su pareja y la justicia dice: “No es violencia de género”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...