• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La niña guatemalteca de siete años Jakelin Caal Maquin, que murió bajo la custodia de las autoridades de los Estados Unidos (EE. UU.), luego de ser detenida junto con su padre al pasar la frontera con México, soñaba con enviar dinero a su familia de Guatemala, una vez que llegara a territorio estadounidense, aseguró su madre.

    Caal, junto a su padre, formaba parte de un grupo de más de 160 migrantes latinomaericanos, que se entregó a los agentes fronterizos estadounidenses en Nuevo México el pasado 6 de diciembre, luego de haber sigo encontrados en territorio norteamericano.

    La niña de 7 años de edad sufría de una fiebre altísima ya estando bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. A los dos días falleció en un hospital en la ciudad de El Paso en el estado de Texas.

    “La nena decía que cuando ella fuera grande iba a trabajar e iba a mandar pisto (dinero) a la mamá y a la abuela”, declaró su madre Claudia Maquin, destacó el portal web de HispaniaTV.

    La niña guatemalteca de siete años Jakelin Caal Maquin murió bajo la custodia de las autoridades de los Estados Unidos (EE.UU.). Foto Web.

    La muerte de Caal Maquin ha provocado duras críticas a las políticas de migración del presidente de EE.UU., Donald Trump, por parte de los defensores de los migrantes y los demócratas en el Congreso norteamericano.

    La Administración de Trump, tras acusar a los demócratas de practicar una política migratoria blanda que ha permitido el ingreso de “violadores”, “narcotraficantes” y todo tipo de criminales a suelo estadounidense, justificó el envío masivo de fuerzas a las fronteras del sur  para controlar lo que califica de “una invasión”, la caravana de migrantes que había salido de países centroamericanos, rumbo a los EE. UU.

    Más tarde autorizó a los soldados desplegados en la frontera con México a usar la “fuerza letal” contra los migrantes de considerarlo necesario.

    Además, en el caso de que los migrantes logren entrar en EE. UU., Trump ya tiene pensado retenerlos en “carpas” mientras se revisa su expediente.

    De hecho, las caravanas de migrantes le han servido como pretexto para promover la aprobación de nuevas restricciones migratorias y cerrar las vías para legalizar a los indocumentados.

    Guatemala exige investigar muerte de niña migrante en EE. UU.

    Guatemala, por su parte, exigió una profunda investigación para averiguar las causas de la muerte de la niña migrante en un centro de detención de EE. UU.

    Mediante un comunicado, el procurador de Derechos Humanos de Guatemala, Jordan Rojas, exigió el pasado  viernes una investigación por parte de las autoridades consulares en Estados Unidos para verificar el trato y la atención de salud brindada a la joven a de siete años, desde que fue custodiada por la patrulla fronteriza estadounidense.

    Rojas catalogó la muerte de la niña Jackeline Caal como “una lamentable muestra de la indolencia y falta de visión política de los gobiernos de la región”.

    “El derecho a la seguridad y la vida tienen que ser la finalidad principal de las autoridades”, subrayó ante este hecho.

    Además, instó a los Estados latinoamericanos a unir esfuerzos para que los migrantes tengan un tránsito y destino seguros, además de modificar las causas que alientan el éxodo de miles de habitantes de ese continente.

    Caravana de migrantes rumbo a los EE.UU. Foto Web.

    Mientras tanto, el Gobierno del presidente de los EE. UU., Donald Trump, se “lavó las manos” y negó cualquier responsabilidad en la muerte de la niña que sufría deshidratación y que había cruzado con su padre irregularmente la frontera desde México.

    La Casa Blanca describió lo sucedido como una “situación trágica” y “horrenda”, pero evitó asumir cualquier responsabilidad y, de hecho, aprovechó para instar a la oposición demócrata en el Congreso a aprobar las leyes que ha pedido Trump para “desincentivar” la llegada irregular de inmigrantes.

    La menor llevaba días sin comer ni beber, lo cual provocó que comenzase a convulsionar unas ocho horas después de haber sido detenida, con lo que fue trasladada en helicóptero a un hospital en el que falleció el pasado jueves.

    De acuerdo con un informe del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, la patrulla fronteriza arrestó a más de 50.000 inmigrantes solo en el pasado mes de noviembre, un nuevo récord desde que Trump llegó a la Casa Blanca.

    Otras notas de interés:

    La familia de la niña guatemalteca fallecida en EE. UU. exige una investigación transparente

    Niña migrante guatemalteca muere por negligencia de las autoridades de EE. UU.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...