• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Tribunal B de Mayor Riesgo de Guatemala tiene previsto emitir hoy su sentencia al general retirado José Rodríguez, juzgado por segunda vez por el genocidio de 1.171 indígenas ixiles entre 1982-1983, durante el conflicto armado interno que por 36 años desangró al país.

    La jueza María Castellanos ha convocado al Ministerio Público (MP), al acusado y los querellantes a una audiencia a las 08.30 hora local (14.30 GMT) para escuchar, si lo desea, la última declaración del exjefe de inteligencia militar. Después de ello, el Tribunal deliberará y fijará una hora para dar a conocer su fallo.

    Durante el debate, la Fiscalía, tomando en cuenta los testimonios de violación y tortura de las víctimas, pidió una condena de 50 años de prisión por el genocidio de los indígenas ixiles en el departamento de Quiché y otros 30 por deberes contra la humanidad.

    Rodríguez ya había enfrentado un primer juicio en 2013, del que salió absuelto, mientras que el exjefe de Estado de facto, el general José Efraín Ríos Montt (1982-1983) fue sentenciado a 80 años de cárcel.

    Sin embargo, esa condena, emitida el 10 de mayo de 2013, fue anulada diez días después por la Corte de Constitucionalidad (CC), la máxima instancia jurídica del país, por errores en el proceso y ordenó el nuevo juicio. Ríos Montt falleció en abril pasado cuando era juzgado por segunda vez.

    Acusado pide libertad

    Durante 35 minutos, el general retirado José Mauricio Rodríguez Sánchez declaró su última petición a los jueces del Tribunal de Mayor Riesgo B en el final de la repetición del debate por delitos contra deberes de la humanidad y genocidio.

    “Les pido que me den mi libertad, no existe una sola prueba donde ordené ir a matar. Los planes de campaña del Ejército eran para apoyar a la población”, declaró el militar de 73 años.

    “Era un teniente coronel y no me podía ir a meterme a los cuarteles a decirle a mis superiores, coroneles y generales que hicieran esto o aquello”, explicó Rodríguez Sánchez para refutar la acusación que hizo el Ministerio Público (MP) por la muerte de mil 771 ixiles.

    Rodríguez Sánchez enfatizó: “No tengo perfil de asesino. Me duelen estos siete años que estado en este proceso. En los elevadores me han gritado asesino y genocida”.

    Otras notas de interés

    Cumbre de Integración Por la Paz se desarrollará en Guatemala

    Jefe antimafias de la ONU indignado por engaño a campesinos en Guatemala

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...