• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La decisión de interrumpir un embarazo es como contratar a un sicario para eliminar a una persona. Esta fue la comparación realizada por el Papa Francisco para rechazar el aborto y remarcar la postura de la iglesia católica en cuanto a la legalización del mismo.

    Durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro, realizada este martes en el Vaticano, consideró que “eliminar a un ser humano es como contratar a un sicario para resolver un problema”

    Reflexionando sobre el quinto mandamiento, “No Matarás”, dejó claro el repudio eclesiástico al aborto y condenó la “supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de la salvaguardia de otros derechos”.

    “Interrumpir un embarazo es como eliminar a alguien. ¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar a un sicario para resolver un problema?”, prosiguió.

    En este sentido, cuestionó cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio. “¿Es justo suprimir una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar un sicario para resolver un problema? No, no se puede”, sostuvo.

    De acuerdo a lo publicado por el portal de noticias Clarín, el argentino criticó que “los padres, en estos casos dramáticos, necesitan una verdadera cercanía, de verdadera solidaridad, para afrontar la realidad superando los comprensibles miedos y que, sin embargo, lo que reciben son rápidos consejos para interrumpir el embarazo”.

    “Todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida”, puntualizó y añadió que toda violencia y daño contra la vida “provienen del miedo”.

    Estas nuevas y polémicas palabras coinciden con la celebración del sínodo de obispos de todo el mundo dedicado a los problemas de los jóvenes. Además, generaron también la reacción de movimientos y dirigentes en apoyo a la práctica y legalización del aborto terapéutico.

    A.L.

    El papa Francisco lamenta que la Iglesia Católica se aparte de los jóvenes

    Papa Francisco sufre nueva caída en el Vaticano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...