• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El juez de la Audiencia Nacional española Fernando Andreu puso en libertad al escritor turcoalemán Dogan Akhanli, detenido el sábado en la ciudad de Granada, España, debido a una orden de arresto de Interpol, al ser reclamado por las autoridades turcas, informó este domingo la Plataforma de Libertad de Información (PDLI).

    El escritor, de 60 años, es ciudadano alemán de origen turco y desde 1992 vive en la ciudad de Colonia, en el oeste de Alemania. Akhanli defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados hace más de un siglo por el imperio Otomano, uno de los temas centrales de su obra y cuestión considerada tabú en Turquía, cuyas relaciones con Alemania se vieron enrarecidas por el reconocimiento en el Bundestag del genocidio armenio.

    El despacho jurídico Boyé-Elbal anunció en su cuenta de tuiter la puesta en libertad provisional: “Nos alegramos que, muy bien visto por el Juez Andreu, nuestro defendido Dogan Akhanli quede en libertad…aunque sea provisional”.

    Por su parte el letrado Gonzalo Boye añadió también en Twitter: “Con muy buen criterio el Juez Andreu ha acordado la libertad provisional del escritor Doga Akhanli reclamado por Erdogan”:

    A diferencia del también escritor y periodista sueco turco Hamza Yalçin, que fue detenido el pasado 3 de agosto en el aeropuerto de El Prat (Barcelona) y encarcelado por la orden de detención cursada por Turquía a través de Interpol, Akhanli si fue puesto en libertad.

    Este mismo domingo, el canciller austríaco, Christian Kern, anunció que pediría al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que rechace la extradición a Turquía de dos escritores de origen turco detenidos en España por orden de arresto de Ankara a través de Interpol, pues duda del respeto a las garantías jurídicas. Por su parte, la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) -que agrupa a personas del ámbito jurídico, periodístico y de movimientos sociales en España-, pidió también su inmediata puesta en libertad de Akhanli.

    Recordó que Turquía se encuentra “en un estado de excepción, con el Convenio Europeo de Derechos Humanos suspendidos y con vulneraciones masivas de Derechos Humanos”, como han acreditado organismos internacionales como la ONU o el Consejo de Europa.

    “Turquía es hoy una de las mayores cárceles de periodistas del mundo y la mayor de los países de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE)”, dijo la organización, que recordó que en ese país hay encarcelados 159 periodistas y trabajadores de medios.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...