• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una nueva polémica entró en circulación cuando se filtró a través de YouTube un vídeo capturado por cámaras de seguridad, en el que funcionarios de la policía de Arizona (suroeste de Estados Unidos) golpeaban ferozmente y sin límites a un hombre desarmado, simplemente por negarse a cumplir sus exigencias.

    Según medios locales, los oficiales respondían a un llamado telefónico de la central 911, a solicitud de una mujer que mantenía una controversia con su pareja. Al acudir al lugar de los hechos, los policías dictaron orden de alejamiento a Robert Johnson, quien se negó por acompañar a su amigo Erick Reyes, ocasionándole una golpiza ejemplar.

    Al respecto, la Asociación de Policías de Mesa (Arizona) argumentó que Johnson “no cumplió con las órdenes y se resistió físicamente”, hecho que desencadenó lo que ellos consideran una “detención legal”, de acuerdo con el jefe de policía, Ramón Batista. Luego de su detención, Johnson fue acusado de “conducta desordenada” y “obstrucción a la justicia”.

    Un país reincidente en la violencia

    No es la primera vez que la policía de Mesa es cuestionada por sus métodos. Anteriormente, este organismo de seguridad ha sido denunciado por violencia ciudadana. En febrero pasado, una mujer de 84 años reportó una agresión por parte de policías de la entidad y, también, en 2016 un funcionario de la ciudad fue incriminado por el homicidio de un hombre mientras estaba realizando una operación.

    Anuncios
    Loading...