• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La visita del Secretario de Defensa de Estados Unidos y ex director de la CIA, León Panetta, a Chile se enmarca en los planes del Comando del Sur del Ejército de EEUU para América Latina, que incluyen  preparar ‘soldados de paz’ que reemplacen a sus fuerzas en las ocupaciones de otros países, según reconoce el oficial a cargo de dichas fuerzas chilenas. En paralelo se realizan operaciones denominadas de ‘puesto de comando’ en Santiago hasta el 11 de mayo, ejercicio cuya primera etapa fue la inauguración de una base para el entrenamiento en combate urbano en Concón.

    El secretario de Defensa de EEUU, León Panetta, se reunió este jueves con el presidente Piñera en La Moneda y luego con el ministro de Defensa, Andrés Allamand, en la Escuela Militar. En la oportunidad, el ministro chileno calificó la relación entre Chile y la potencia del norte como “fructífera”.

    La visita de Panetta se da justo en el momento en que se ejecuta la tercera fase del ejercicio PKO-A 2012 (Peacekeeping Operations-Americas) coordinada por el Comando del Sur del Ejército norteamericano, que es un Seminario de Dirigentes Senior entre el 30 de abril y el 2 de mayo en Santiago.

    La primera acción fue el entrenamiento de soldados de distintos países celebrando la inauguración de una base militar para la preparación de soldados en el combate urbano construida en el Fuerte Aguayo de la Armada y financiada por Estados Unidos.

    La base para Operaciones Militares en Territorios Urbanos (MOUT) fue inaugurada el 5 de abril en el Fuerte Aguayo, ubicado en Concón. Si la Armada de Chile se puso con 600 metros cuadrados, el Comando del Sur del Ejército de EEUU se puso con 465.806 dólares para la edificación.

    La fase final de será un ejercicio de puesto de comando que tendrá lugar en Santiago entre el 30 de abril y el 11 de mayo.

    “En América Latina, los tiempos de las intervenciones militares, tanto internas como externas, ya se acabaron”- dijo Allamand, agregando que “hoy la palabra correcta es cooperación”.

    La visita de Panetta se da en un contexto de recorte del presupuesto militar en EEUU motivado por la crisis económica. Así, la merma de recursos destinados para el Pentágono hacen que EEUU exija a otros países ‘compartir responsabilidades’, según las palabras de Panetta.

    Dentro de este marco se entiende el financiamiento dado para la construcción de la base de entrenamiento en Concón. Como reconoció a El Ciudadano el director del Centro Conjunto para Operaciones de Paz de Chile (Cecopac), capitán de navío Claudio Zanetti, como EEUU luego de las incursiones en Irak y Afganistán le es muy complicado para su opinión pública seguir enviado soldados a morir a otros países, apuesta por la formación de soldados de otros países que ahora actúen bajo el mandato de Naciones Unidas.

    BASE MILITAR EN CONCÓN

    Allamand y Panetta negaron que EE.UU. tenga intención de instalar una base militar en la localidad costera de Concón. Según Panetta, se trata de “un campo de entrenamiento operado total y absolutamente por Chile” para preparar a militares en operaciones de paz.

    Si en un principio se calculó en 120 días la construcción de la base MOUT, se apuraron las faenas para terminar las 8 edificaciones destinadas al entrenamiento de soldados para el combate urbano. “Un proyecto de esta envergadura normalmente lleva seis meses en completarse, pero hemos condensado esta construcción a 60 días”- dijo satisfecha ese día Rosa L. Santoni, oficial de alto rango del Comando del Sur, el día de la inauguración al portal de US Army.

    Desde las invasiones en Irak y Afganistán las operaciones MOUT son las que concitan más interés para el Ejército de EEUU. La experiencia en dichos países les exige tener tropas entrenadas para el combate urbano y con experiencia en el trato a civiles. Según el analista militar Michael C. Desch, estos juegos de guerra se han posicionado a la “vanguardia de la doctrina y la planificación militar de EEUU”, debido a que son “una misión importante para el ejército estadounidense en el futuro”.

    Allamand reconoció que uno de los temas tratados en la reunión con Panetta fue el compromiso “con las operaciones de paz” y anunció que el presidente Piñera aceptó enviar a 2 observadores chilenos para que participen en la misión de observadores en Siria.

    El ministro de Defensa agregó que hay “profundo interés en continuar trabajando con los países de la región en una organización y una estructura que nos permita regionalmente responder y ayudarnos recíprocamente cuando tenemos que enfrentar desastres naturales, o cuando es necesaria realizar cualquier acción de ayuda humanitaria”.

    Estas misiones se llevan a cabo a través del Cecopac y mantiene a soldados chilenos desplegados en Haití y como observadores en otros países, como el Líbano.

    MÁS QUE CASCOS AZULES

    Desde el año 2004 soldados chilenos participan en los ejercicios llamados Fuerzas Comando, que incluyen una “competencia de destrezas en operaciones especiales y un seminario de dirigentes senior diseñado para mejorar las relaciones y aumentar la cooperación”.

    Según relata el periodista Cristián Opaso, entre las destrezas desarrolladas están la puntería de francotiradores, registro y ataque, disparo y fuga. . Si el 2004 participaron 13 países, en el 2009 el número subió a 23.

    Opaso también denuncia que existen otros ejercicios aún más desconocidos. Es el caso de los ejercicios llamados Estrella del Sur (Southern Star) que tendrían lugar todos los años y que agruparían a fuerzas especiales de cuatro países sudamericanos, además de las de Estados Unidos.

    El sitio web del Comando de Operaciones Especiales Sur ( Special Operations Command South, SOCSOUTH) dependiente del Comando Sur (US Southern Command), decía el 24 de abril que “fuerzas de Operaciones Especiales de cuatro países sudamericanos y los Estados Unidos se reunieron recientemente en Chile para ejercitar su capacidad de comando y control de una fuerza multinacional que conduce operaciones de estabilización, mientras implementa una resolución del Consejo de Seguridad (ed. de la ONU). El propósito de este ejercicio de 10 días era el de aumentar la interoperabilidad y aumentar la capacidad de los países participantes para funcionar como una fuerza multinacional, lo que a su vez aumenta sus habilidades para enfrentar riegos transnacionales. Estrella del Sur es un ejercicio conjunto anual de entrenamiento multinacional auspiciado por el Comando Sur de los Estados Unidos, cuyo anfitrión es Chile y que se hace casi totalmente en español”.

    Dicha información no está disponible hoy en dicho portal web.

    POCOS ALIADOS EN LA REGIÓN

    Chile es el último país de la gira de quien fuera director de la CIA por Latinoamérica. Visitó antes Colombia, aliado de primera línea de EEUU y aplicador de sus políticas antidrogas, y Brasil, país hacia el que la diplomacia norteamericana desarrolla amplios esfuerzos para mantener en su área de influencia.

    No en vano Panetta ofreció a su par brasileño, Celso Amorim, el acceso a transferencia de tecnología militar si compra el caza estadounidense F/A-18 Super Hornet para renovar su flota aérea. Brasil ya se inclinó por otras opciones de compra, como Francia.

    “El enfoque estadounidense ya no es decirles a los países de la región que no desarrollen sus propias estructuras de seguridad y defensa porque Estados Unidos se va a hacer cargo de protegerles, sino enfrentar conjuntamente a los enemigos comunes”- dijo Panetta este jueves en Chile.

    ¿Cuál es ese enemigo? El mismo de hace décadas dado para tener presencia en la región: el narcotráfico, el crimen organizado, el terrorismo y la proliferación de armas.

    Claro que luego de décadas de apoyar y financiar políticas militaristas en la resolución de estas problemáticas, el resultado es un estruendoso fracaso y el crecimiento de la violencia en países como México y en Centro América.

    Esta vez la agenda norteamericana para Chile incluye el ‘ciberdelito’, o sea, las prácticas de compartir información que practica la sociedad civil y que a través del TPP, EEUU busca penalizar.

    Chile es un aliado de EUU en una región gobernada por coaliciones de izquierda y que han tomado distancias de las políticas norteamericanas. No en vano, Panetta dijo que “la colaboración entre Chile y Estados Unidos es un ejemplo de esfuerzo por fortalecer la paz y la seguridad mundial. Somos una sola familia en este hemisferio y tenemos que trabajar mancomunadamente”.

    En cambio Argentina, Bolivia, Uruguay y Venezuela han cesado los envíos de soldados y policías a formarse al Instituto del Hemisferio Occidental para Cooperación en Seguridad (WHINSEC), que reemplazó a la tristemente célebre Escuela de las Américas.

    Hoy viernes, el secretario de Defensa norteamericano viajará junto con Allamand a Iquique para asistir a un ejercicio militar, antes de partir de regreso a Washington.

    Mauricio Becerra R.

    @kalidoscop

    El Ciudadano

    MÁS INFO EN LA EDICIÓN DE EL CIUDADANO EN CIRCULACIÓN

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...