Presentan denuncia contra VíaX por episodio “Pastor Soto”: “No podemos dar micrófono para difundir discursos de odio”

El pasado 20 de junio Javier Soto volvía odiosamente a hacer noticia. Esta vez por calificar como “inmundicia” la bandera de la diversidad sexual y pisotearla antes de dejarse entrevistar por José Miguel Villouta en el programa El Interruptor, del canal VíaX. Una semana después, Villouta emitió un comunicado explicitando su renuncia “al programa que inventé hace diez años”.

El comunicador resaltó haber perdido control editorial sobre los contenidos de El Interruptor, lo que se tradujo en una farandulización que motivó a VíaX a invitar, además del fanático religioso de Soto, a José Antonio Kast: “eso implicaba que yo cantara karaoke y jugara con él”, señaló Villouta, agregando que se negó “con vehemencia en varias ocasiones”.

En este contexto y en el marco del Día del Orgullo LGBTI, durante la mañana de este miércoles Israel Campusano presentó una denuncia a nombre del Movimiento Verde -MOVER- ante el Consejo Nacional de Televisión. Su objetivo: “solidarizar con el periodista José Miguel Villouta”.

La acción apunta al canal VíaX por difundir “un contenido que a todas luces está prohibido; a nuestro a parecer, por llevar discursos de odio, intolerancia y atropellos a la dignidad”. Y se realiza ante el CNTV para “sentar un precedente y pedir al Consejo que se pronuncie sobre un hito negativo que no queremos que se repita”. Piden explícitamente a su presidente, Óscar Reyes, que se pronuncie.

Acusaron a VíaX de realizar “una trampa” para prestarse como plataforma “para discursos de odio, discriminación, intolerancia y atropello a la dignidad”. En particular, apuntaron que “hay responsabilidad explícita, dado que la directora de contenidos del canal ha emitido declaraciones a emol.com en que señala que invitaron al pastor Soto por ser representante de la discriminación para la comunidad homosexual. Por tanto hay una intención”.

Campusano se refiere a las declaraciones emitidas por Claudia Aldana, en las que señala que “como canal creemos que (Soto) representa la intolerancia y la violencia que viven en las calles las personas de la comunidad LGBT. Nosotros somos testigos a diario de pequeños acosos que se normalizan”, según consigna Emol.

Soto: fanático religioso y pastor sin iglesia ni rebaño

Villouta agregaba en su comunicado de renuncia a El Interruptor que José Antonio Kast y Soto  son “aliados políticos” y “hacen campaña para que yo no tenga derechos y atacan el centro de mi identidad”.

Sin embargo, cuesta entender cómo se gana el reconocimiento de “pastor” Javier Soto.

Este martes, Eduardo Durán, el relacionador público de la Catedral Evangélica de Chile –donde se realizará el Te Deum anual al que asiste la presidenta de la República–, dijo que le fue prohibida la entrada a Javier Soto a este importante evento de las Iglesias Evangélicas.

Por su parte, Jaime Peñaloza, también del Movimiento Verde, apuntó sobre Soto que “no está reconocido como pastor y está condenado por sostener discursos de odio”. En ese sentido, Campusano agregó que “nadie que esté condenado por el delito de incitar al odio, ni que tenga pena remitida por estos hechos, puede ser interlocutor válido, y ningún canal está autorizado para transmitir imágenes que incitan al odio”. 

El dirigente de MOVER concluyó con un llamado a “entender que no podemos retroceder. No podemos dar micrófono, espacio, para difundir discursos de odio. El mensaje es a la inclusión, que todos somos parte de un país. No lo digo por Soto. Soy religioso, pero no podemos imponer lo que nosotros creemos”.

Te invitamos a ver el registro de la actividad realizado por el Área Audiovisual de El Ciudadano.

4,169,545FansMe gusta
114,819SeguidoresSeguir
290,219SeguidoresSeguir
16,253SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Max Zegers anuncia lanzamiento de su nuevo single y concierto íntimo...

El próximo jueves 9 de mayo es la fecha escogida por Max Zegers para mostrar en vivo su nuevo single, que llevará por nombre “Amores” y que será...