• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Comité de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos de La Legua, en conjunto con la Clínica de Interés Público y Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, interpusieron el pasado 10 de diciembre un recurso de amparo en favor de Tiare Jerez, joven embarazada, pobladora de Legua Emergencia, quien -según se acusa- el 12 de noviembre resultó duramente golpeada por personal de Carabineros en medio de un ingreso “ilegal” de la policía a su hogar.

    La Justicia declaró el martes 11 noviembre que dicho recurso es admisible y su causa se revisará en la Corte de Apelaciones de San Miguel.

    De acuerdo a los antecedentes entregados, en el contexto de un procedimiento policial realizado más temprano donde un funcionario de Carabineros habría resultado herido, un grupo de policías atacó violentamente el hogar de la familia de Tiare. Frente a la negativa de los dueños de casa de permitirles ingresar sin una orden judicial, los efectivos lanzaron gas pimienta al interior de esta. Junto con haber escupido en el inmueble, se señala que los policías comenzaron a atacar a todas y todos los integrantes de la familia con golpes de puños, pies, lumas y armas, sin distinguir entre mujeres embarazadas, niñas y adultos.

    Imagen solo de referencia

    Tiare asegura que a los uniformados no les importó en ningún momento su condición de embarazo: “Uno de los carabineros me toma del pelo y me arroja al suelo. Yo le gritaba: ¡Mi hija, tengan cuidado con mi hija! ¡Solo tiene siete años!”, relata la joven.

    Junto con ello se denuncia que a raíz de la golpiza propinada por los funcionarios policiales, Tiare ha sufrido graves consecuencias físicas y emocionales, particularmente en relación a su embarazo, pues lamentablemente producto de los golpes recibidos ha presentado sangramientos y síntomas de pérdida, motivo por el cual se encuentra con reposo absoluto.

    Por otra parte, se añade que en medio de este supuesto “procedimiento” se detuvo a Quinny Jerez, hermana de Tiare, quien al día de hoy se encuentra en prisión preventiva, inculpada por los delitos de homicidio frustrado y porte ilegal de armas, hechos frente a los que se declara inocente.

    En este contexto, la madre de las jóvenes, Elizabeth, el pasado 5 de diciembre en Legua Emergencia, mientras se derribaban los muros de la población, interpeló directamente al Ministro del Interior Andrés Chadwick por haber llamado a su hija delincuente.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...