• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Sebastián Piñera se Refiere a los Dichos del Pdte. De Bolivia

    Cuenta atrás para que comience en Panamá la VII Cumbre de las Américas, un encuentro que se pronostica tenso y poco aburrido debido a la coincidencia en un mismo lugar de Nicolás Maduro, Raúl Castro y Barack Obama. Son muchos los que denuncian que los últimos días se ha desarrollado una “campaña sucia” de la derecha contra Cuba y Venezuela para empañar su imagen antes del esperado encuentro.

    Desde que el pasado 9 de marzo la Casa Blanca anunciara la orden ejecutiva que consideraba a Venezuela un peligro para la seguridad nacional y exterior de Estados Unidos, muchos han sido los países del mundo que se han posicionado a favor de Venezuela exigiendo a Estados Unidos derogar el decreto para contribuir a la paz y a estabilidad política entre los estados. Pero frente a éstos, otros países, ex dirigentes y medios de comunicación de tinte derechista han mostrado su apoyo a Estados Unidos y su rechazo a la política venezolana y a su supuesta democracia fallida.

    Declaración de Panama

    Un total de 19 ex jefes de Estado de diferentes países hispanoamericanos han firmado la ‘Declaración de Panamá’ que presentarán a la víspera de la celebración de la VII Cumbre de las Américas. En este documento los ex mandatarios firmantes piden a los participantes en la cumbre que aúnen sus esfuerzos para encontrar -e imponer- una solución a la crisis que atraviesa Venezuela, así como para exigir la liberación de los presos políticos.

    A través de esta declaración, políticos como Sebastián Piñera o Álvaro Uribe pretenden ‘convencer’ a los países presentes en la Cumbre de las Américas, así como a la ONU y a la Organización de Estados Americanos, de que Nicolás Maduro representa un obstáculo para la democracia en Venezuela. La ‘Declaración de Panamá‘ secundada por los ex jefes de estado pide, por lo tanto, que los países se unan para realizar una masiva injerencia en Venezuela con el objetivo último de cambiar aquello que consideran incómodo sin respetar, por supuesto, la soberanía del Estado ni el derecho internacional.

    Según la fundación FAES, presidida por el ex presidente del gobierno español José María Aznar, los firmantes son -además de él mismo- Jorge Quiroga (Bolivia); Sebastián Piñera (Chile): Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y Belisario Betancur (Colombia); Miguel Ángel Rodríguez, Rafael, Ángel Calderón, Laura Chinchilla, Óscar Arias y Luis Alberto Monge (Costa Rica); Osvaldo Hurtado (Ecuador); Alfredo Cristiani y Armando Calderón (EL Salvador); Felipe Calderón y Vicente Fox (México), Mireya Moscoso (Panamá), Alejandro Toledo (Perú) y Luis Alberto Lacalle (Uruguay).

    Frente a la firma en la declaración de Sebastián Piñera y al silencio de Michele Bachelet, José Miguel Insulza, secretario general de la OEA -Organización de Estados Americanos-, se pronunció hace unas semanas sobre la polémica surgida entre Venezuela y Estados Unidos. El político socialista afirmó que el aumento de la tensión entre ambos países podría tener consecuencias impredecibles, por lo que insta a los países asistentes a la VII Cumbre de las Américas a buscar la concordia entre los dos estados. La firma de declaraciones como la de Panamá y las llamadas a la intervención internacional no hacen más que radicalizar las posiciones del desacuerdo y alejar una solución pacífica al conflicto.

    Nicolás Maduro, por su parte, se ha dedicado las últimas semanas a recaudar hasta 8 millones de firmas en todo el mundo pidiendo a Barack Obama que derogue el decreto por el cual Venezuela es considerada un peligro para la seguridad nacional y exterior de Estados Unidos. Maduro ha declarado en varias ocasiones buscar un trato cordial con el mandatario estadounidense, siempre y cuanto detengan su injerencia en el país latinoamericano y acepten Venezuela como Estado soberano e independiente.

    Loading...
    Loading...