• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Sigue la polémica tras la “suspensión hasta nuevo aviso”, por sus vínculos con Colonia Dignidad, del Premio Nacional de Medicina otorgado al psiquiatra Otto Dörr. Según familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, abogados de las víctimas de Colonia Dignidad y el investigador Jan Stehle, Dörr fue defensor del enclave nazi, que además funcionó como centro de torturas y ejecuciones. El sociólogo y escritor Felipe Portales entrega nuevos antecedentes sobre los vínculos de Dörr y Colonia Dignidad.

    “Otto Dörr ha faltado a la verdad al señalar que ‘solo’ defendió a Colonia Dignidad con dos cartas publicadas en El Mercurio en los ’90 (además de ir ‘solo’ cuatro veces a la Colonia)”, señala Felipe Portales.

    Portales recuerda que de acuerdo al libro de los periodistas Claudio Salinas y Hans Stange, Los amigos del ‘Dr.’ Schäfer, de Randon House Mondadori, publicado en 2006, Otto Dörr fue partícipe de la carta pública dirigida en 1994 al entonces presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, en defensa de la Colonia “y que constituyó el ‘grupo de amigos’ de aquella”.

    Felipe Portales, sociólogo y escritor

    En la página 218 del citado libro, se puede leer: “En mayo de 1994, un grupo de personalidades del mundo civil y empresarial envió una carta al Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, para defender públicamente a los colonos de Dignidad, quienes, según los firmantes de la misiva, ‘no han hecho otra cosa que trabajar en forma incansable, con una dedicación y eficiencia que poco se da en nuestro país’. ‘Esto, lejos de producir rechazo debería suscitar lo contrario, es decir, aprecio para quienes consagran sus vidas a nobles ideales constituyendo verdaderos ejemplos para la comunidad nacional’ agrega la carta. Sus autores: el agricultor Domingo Durán, los empresarios Pedro Lizana, Hernán Briones y Eugenio Heiremans, quienes fueron dirigentes de la Confederación de la Producción y el Comercio y de la Sofofa; los abogados Carlos Urenda (quien fue senador por la V Región) y Miguel Schweitzer, abogado de Pinochet; el ex ministro de Agricultura Jorge Prado Aránguiz y el psiquiatra Otto Dörr, entre otros”.
    Además, en la página 222 del mismo libro se señala que el doctor Dörr “en una entrevista al programa Informe Especial de TVN, en junio de 1997 (…) declaró: ‘Doy por regalado, si usted quiere, que el señor Schäfer haya sido homosexual, que el señor Schäfer haya manoseado a un niño. Pero no sería nada de raro. El hecho de que haya tenido un juicio en Alemania en esa época era absolutamente corriente. Han adoptado una cantidad enorme de niños abandonados… Y después las madres o parientes de estos niños, influidos, incluso me atrevería a decir comprados por personas interesadas, han querido denunciar que este niño está secuestrado adentro’”.
    “Asimismo -agrega Felipe Portales-, el sociólogo Eduardo Valenzuela Chadwick, en artículo de La Nación del 15 de febrero de 2006, respecto de Otto Dörr y Colonia Dignidad, señaló: ‘Los conozco y me gustan’ declaró al diario The New York Times, hace algunos años, refiriéndose a este centro neurálgico de la dictadura militar. ‘Su ideología es un poco anacrónica, como la de los menonitas de Estados Unidos, pero nada justifica las mentiras, sincronizadas, que han inventado sobre ellos’ agregó (Dörr)”.
    “Además, Dörr dio entrevistas a favor de la Colonia también en La Época y en la revista Ercilla, al menos. No fueron solo dos cartas a El Mercurio. Evidentemente no merece el Premio Nacional de Medicina”, concluye Felipe Portales.
    Anuncios
    Loading...