• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

     

    Estudiantes de Iguala

    En las últimas 72 horas han sido asesinadas en Iguala 14 personas. Las autoridades informan de que la violencia se ha visto intensificada a raíz de que la Procuraduraía General revelara los vínculos del exalcalde José Luis Abarca Velázquez y su mujer, María de los Ángeles Pineda, con el grupo criminal Guerreros Unidos, cárter al que acreditan la desaparición forzada de los 43 estudiantes y la masacre de seis personas durante la noche de aquel fatídico 26 de septiembre.

    La Policía Federal de Iguala anunció que al cierre de la semana pasada, se contaron un total de 14 personas fallecidas en Iguala, que cuenta ya con unos índices de violencia y de terror muy elevados.

    Tres meses atrás el titular de Gobernación -Miguel Ángel Osorio Chong- anunció el despliegue de Fuerzas Armadas Especiales en Michoacán, Guerrero y Estado de México; pero aún con este refuerzo de la seguridad, el pasado viernes en Iguala la violencia se saldó con seis personas ejecutadas. Las primeras informaciones atribuyen estos asesinatos al grupo Sierra Unida Revolucionaria, supuesto brazo del grupo Los Rojos, enemigos de Guerreros Unidos. A estas muertes se suman las de cuatro personas más que fueron ejecutadas el pasado jueves, entre ellas una mujer embarazada y su hijo de 21 años.

    El pasado 25 de febrero, durante la celebración más importante de Iguala -la Feria de la Bandera- hombres armados a bordo de motocicletas asesinaron a Luis Acosta Beltrán, el que fuera coordinador del Comité de Planeación para el desarrollo del Estado de Guerrero en el Gobierno de René Juárez Cisneros.

    Todas estas muertes, junto con la de Carlos Adán Almazán, hallado muerto el pasado lunes; la del comisariado Emilio Rabadán Román asesinado a balazos; o la de Gerardo Román Chávez asesinado de la misma forma, han tenido lugar en el municipio de Guerrero durante la última semana.

    Recordemos que este municipio fue sacudido el pasado 26 de septiembre por el asesinato de 6 estudiantes y la desaparición de otros 43 en una redada en la que, al parecer, la policía colaboró con el grupo criminal Guerreros Unidos. Este hecho junto con los vínculos revelados del exalcalde de Iguala y su mujer con el cárter, provocó que la violencia se agudizara a conscuencia de la indignación, la desconfianza en las autoridades y la incansable búsqueda de la justicia propia.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...