• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La jueza del Segunda Juzgado de Letras de Los Ángeles, Susana Arroyo Ceballos, rechazó una demanda interpuesta por una mujer, Elba González, quien pretendía trasladar a una sepultura de su propiedad los restos de su hijo, Rodrigo Moreno, actualmente enterrado en un lugar definido por su pareja, Vladimir Urrutia.

    La información fue dada a conocer por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Biobío), organización que explicó que pese a que Vladimir y Rodrigo mantuvieron una relación durante 13 años, “la madre del fallecido estimó que sólo ella tenía derecho sobre la sepultura de su hijo, en particular porque no había ningún vínculo legal entre la pareja”.

    “En una evidente muestra de homofobia, la mujer solicitó así la exhumación y traslado de su hijo desde un tumba del Parque Santa María de Los Ángeles, que es propiedad de Urrutia, a otra ubicada en el mismo cementerio, pero que está bajo su administración”, detalló el Movimiento.

    La madre del fallecido argumentó en su favor que el Artículo 53 del Reglamento General de Cementerios y el Artículo 140 del Código Sanitario establecen claramente que la obligación de dar sepultura recae en el cónyuge sobreviviente, el conviviente civil o el pariente más próximo, lo cual -a su juicio- excluía a Urrutia, compañero durante 13 años de su hijo.

    Distinta fue la opinión de la jueza Arroyo, para quien tales normas “no excluyen la posibilidad de que (la sepultura) se cumpla por una persona distinta de aquellas que se mencionan”.

    El Movilh releva además que la magistrado sostuvo que “es un hecho establecido en la causa que el demandado era la pareja y conviviente de Don Rodrigo Moreno González, relación de aproximadamente 13 años” y destacó que está acreditado que ambos “adquirieron una casa por partes iguales, formaron sociedad, lo que demuestra que era una relación estable y permanente”. 

    Por último, respecto a la no celebración entre ambos de un Acuerdo de Unión Civil, el tribunal apunta que a la fecha del fallecimiento de Rodrigo Moreno, el 5 de octubre del 2014, “no se había promulgado la ley 20.830”. No obstante ello, agrega que “los hechos demuestran que ellos conformaban una familia”.

    Junto con valorar la sentencia, el presidente del Movilh-Biobío, Esteban Guzmán Rioseco, indicó que “es importante para el desarrollo de un país que un tribunal de primera instancia haya reconocido como familia una relación del mismo sexo sin vínculo legal Esto marca un precedente, en tanto viene a decir que con o sin vínculo legal, las parejas del mismo sexo pueden hoy decidir un asunto tan sensible como la sepultura del otro/a”.

    Cabe destacar que con anterioridad, Elba González había interpuesto demandas similares, pero las perdió primero en la Corte de Apelaciones de Concepción, luego en la Corte Suprema, y ahora en el Juzgado de Letras de Los Ángeles.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...