Violencia policial contra negros en EE. UU. responde a su cultura esclavista

La violencia que ejerce la policía en Estados Unidos contra la población afrodescendiente responde a una lógica discriminatoria que tiene sus raíces en la esclavitud y que sigue vigente, señaló la comisionada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Margarette Macaulay, en una entrevista con la agencia Sputnik.

“De los datos que tenemos de gente que es arrestada y sufre violencia a manos de la policía, es claro que hay una discriminación contra la gente negra, porque si tomas en cuenta que (los afrodescendientes) representan un pequeño porcentaje de la población, son víctimas de violencia policial en mucho mayor número que el resto”, explicó la abogada jamaiquina.

La CIDH publicó esta semana el informe “Violencia policial contra afrodescendientes en EE. UU.”, donde destaca que la “continua situación de discriminación estructural” contra esta población se ve reflejada en el trato que reciben de la policía y del sistema judicial.

El reporte advierte que el organismo “ha encontrado un patrón de uso discriminatorio y excesivo de la fuerza por parte de la policía contra los afroestadounidenses”, reseña Sputnik.

“La Comisión considera que este patrón coloca a Estados Unidos en una situación de violación de su obligación bajo el derecho internacional de proteger los derechos a la vida, la integridad personal y la igualdad ante la ley”, añade el informe.

Cifras lamentables

De acuerdo con Sputnik, en 2017, la policía de ese país mató a 1.147 personas; 25 % eran afroamericanos, aunque este grupo representa el 13 % de la población, según datos de la organización Mapping Police Violence.

Una de cada tres de esas víctimas afroamericanas estaban desarmadas cuando fueron asesinadas por la policía.

Macaulay, relatora sobre los derechos de las personas afrodescendientes y contra la discriminación racial de la CIDH, dijo a Sputnik que la violencia policial contra estas personas tiene sus raíces en la época de la esclavitud.

“Las personas que fueron esclavizadas, y sus descendientes, eran consideradas personas de segunda clase; eran personas que no tenían derecho a tener derechos humanos y siguen en esa condición hasta hoy“, afirmó la comisionada.

El documento sostiene que las prácticas policiales están “racialmente sesgadas”, producto de un “legado histórico de subyugación, esclavización, terror, marginación, segregación y exclusión del disfrute de los derechos de los ciudadanos estadounidenses”.

“Toda la actitud de la época de la esclavitud continúa generación tras generación”, explicó Macaulay, quien entre 2007 y 2012 fue jueza de la Corte IDH.

Disparar primero…

El reporte presentado por la CIDH evalúa información obtenida a partir de estadísticas oficiales, entrevistas con víctimas e información de organizaciones de la sociedad civil.

El texto destaca que las personas negras son víctimas de violencia policial, incluyendo el asesinato, aun cuando en muchos casos la persona no represente una amenaza mortal para el agente policial.

También aborda la “impunidad” a la hora de juzgar los casos de homicidios cometidos por policías contra personas negras, y señala las “disparidades raciales” en el sistema de justicia, lo que implica que ante delitos similares, las personas afrodescendientes tienen más posibilidades de ser enviadas a prisión y recibir sentencias más duras que el resto de la población.

Uno de cada cuatro presos en EE. UU. es afroamericano, de acuerdo con datos del organismo Vera Institute of Justice.

Otro de los puntos que señala la CIDH es el proceso de militarización de la policía estadounidense, y el impacto que esto tiene en la violencia que los agentes ejercen contra los afrodescendientes. “Tiran a matar”, resumió la comisionada.

El agente Trump

Las visitas y entrevistas realizadas para este informe tuvieron lugar en 2015 cuando todavía Barack Obama (2009-2017) era presidente, señala Sputnik.

Al respecto, Macaulay afirmó que el cambio de Gobierno, tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, supuso un “incremento” de los casos de violencia policial contra afroamericanos. También destacó que la CIDH no ha tenido una respuesta oficial sobre este informe de parte de Washington.

Entre las recomendaciones que el organismo hace está la de diseñar, financiar e implementar sistemas gubernamentales para obtener estadísticas precisas y confiables sobre la situación de los derechos humanos de los afroamericanos.

La CIDH también recomienda que EE. UU. facilite los procesos para adecuar su legislación a las normas internacionales, y así ratificar la Convención Interamericana sobre Derechos Humanos y “todos los instrumentos interamericanos de protección de los derechos humanos”.

Asimismo, llama a adoptar “con carácter de urgencia” las medidas necesarias para equiparar su derecho interno con el derecho internacional en el terreno del uso de la fuerza y de la fuerza letal.

Política “tolerancia cero” de Trump genera actos de racismo contra mexicanos en Nueva York

Evo Morales: Donald Trump está aislado por su muro de racismo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,168,453FansMe gusta
113,848SeguidoresSeguir
290,162SeguidoresSeguir
16,252SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

“Aula Segura”: Las irregularidades denunciadas por los estudiantes y apoderados del...

Tras la brutal represión desatada contra los estudiantes del liceo Darío Salas, en Santiago, desde la comunidad escolar han reiterado sus denuncias por las...