• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Dirigentes indígenas condenan los actos de violencia suscitado en la Amazonia peruana y aseguran que  los hechos desatados en los últimos días, obedece a la desconfianza de la comunidad nativa en las autoridades y por la impunidad de asesinatos anteriores.
    “La población ya no tiene mucha confianza con las autoridades, ya que el año pasado fueron asesinados dos chamanes y prácticante de ritos nativos, pero los casos quedaron impunes y entonces el pueblo tomó esta medida de justicia indígena como se dice”, sentenció Ronald Suárez, presidente del Consejo Shipibo Konibo Xetebo, al que pertenecía Olivia Arévalo anciana asesinada.
    Manifestó que su pueblo lamenta “profundamente la pérdida de dos vidas”, incluyendo el linchamiento del canadiense Paul Woodroffe, a quien los pobladores culpaban del crimen.
    “Arévalo fue asesinada a balazos en la comunidad Victoria Gracia, en la región central de la Amazonia de Ucvayali. Un grupo de pobladores culpó del crimen a Woodroffe y le dio muerte y dos de ellos fueron identificados y la policía los busca”, relató.
    Comentó que en 2017, también fueron asesinados cinco campesinos por la defensa de la tierra, y sus muertes quedaron impunes, dijo al denunciar que los dirigentes de la comunidad de Santa Ckara de Uchunya de la Amazonia, han recibido amenazas por resistir la ocupación de sus tierras por empresas que producen la palma aceitera.
    Suárez además indicó que en 2014, los defensores de los territorios indígenas denunciaron que eran víctimas de amenazas por parte de los explotadores de madera, pero el Gobierno hizo caso omiso, situación que concluyó en que presuntamente deforestadores de la selva acabaran con la vida de cuatro aborígenes.

    El nativo de la Amazonia reiteró que ellos no promueven los actos de violencia, pues se identifican como seres de paz y afirma que siempre han vivido en una cultura de armonía con la naturaleza e insistió en que el Consejo Shipibo Konibo Xetebo que preside no avala los actos de violencia, “ya que vivimos en una sociedad civilizada y en constante intercambio cultural”, acotó.

    Exhortó a las autoridades que a las investigaciones de los asesinatos de Arévalo y Woodroffe se incorpore un perito antropológico para que ayude a esclarecer los hechos, cuyos cuerpos fueron llevados este martes a Lima para ser trasladados a Canadá.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...