• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Agentes brasileños decomisaron un cargamento de 1,7 toneladas de mercurio que llegó por mar desde Turquía y que iba a ser usado para la extracción ilegal de oro en la selva amazónica, informó hoy el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama).

    La carga llegó el pasado 29 de marzo al puerto de Itajai, estado de Santa Catarina (sur), dirigida a la mayor importadora de mercurio del país.

    Se trata del mayor decomiso de mercurio en la historia de Brasil.

    El Ibama rastreó el cargamento desde febrero pasado, con ayuda de la Aduana brasileña, después de que agentes ambientales decomisaron 430 kilogramos de mercurio en la sede de la importadora, en Joinville, Santa Catarina.

    En aquella ocasión, la empresa importadora fue multada con 1,5 millones de reales (unos 422.000 dólares) por venta ilegal y presentaciones falsas al organismo.

    El mercurio, un producto altamente contaminante que causa graves impactos medioambientales y a la salud, es usado en la extracción artesanal de oro, porque causa una reacción química que separa el metal del resto de los minerales.

    Inspectores del Ibama descubrieron que la empresa simulaba la venta y el transporte de mercurio, por lo que esperaron el cargamento que llegó de Turquía a finales de marzo y lo decomisaron inmediatamente.

    La empresa en cuestión tuvo sus actividades suspendidas tras constatarse que el mercurio que compraba era usado para la extracción ilegal de oro en la Amazonia.

    La Aduana de Brasil determinó que la carga de 1,7 toneladas de mercurio será devuelta a Turquía en un máximo de 30 días.

    De no cumplirse la orden, la importadora será multada por no cumplir las normas aduaneras brasileñas.

    Brasil es uno de los firmantes del Convenio de Minamata, un tratado internacional que restringe el uso del producto, y que está en vigor en el país sudamericano desde noviembre pasado.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...