• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un informe realizado por  la Corporación Andina de Fomento-Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), indica que el 80 % de los latinoamericanos están insatisfechos por la corrupción que existe en las instituciones públicas de su país.

    “La situación actual es de descontento social, con tres de cada cuatro ciudadanos de América Latina con poca o ninguna confianza en sus Gobiernos. Y un 80 % cree que la corrupción está extendida en las instituciones públicas”, precisa el informa realizado por la CAF.

    Además, el análisis  alerta de la generación de “una menor voluntad social”, por el descontento de sus ciudadanos, que puede impedir el cumplimiento de las obligaciones tributarias, de tal manera que en 2016 un 52% de ellos justificó la decisión de no pagar sus impuestos por dicha razón.

    “Esto sitúa a la región ante una trampa de la gobernabilidad, por la cual la desconexión entre instituciones y la sociedad deteriora la voluntad de pagar impuestos, erosionando así la capacidad de recaudar recursos que son fundamentales para financiar bienes y servicios públicos de calidad que permitan reconstruir el contrato social”, añade la investigación.

    Clases sociales

    Con respecto al tema de las clases sociales, se arrojó que la clase media en América Latina alcanzó un nivel de 35,4 % de la población en 2016, uno de cada tres latinoamericanos, frente a uno de cada cinco que había en 2001.

    La exploración precisó que Latinoamérica está haciendo frente a un desafío para “elevar sus bajos niveles de productividad, de reducir las brechas de desigualdad y el riesgo de caer otra vez en la pobreza, que afecta particularmente a la nueva clase media”.

    Actualmente, varios Gobiernos latinoamericanos se han visto afectados por casos de corrupción que han terminado con la destitución y el encarcelamiento de sus implicados.

    Por ejemplo podemos citar al expresidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), quien renunció el 21 de marzo tras ser acusado de compra de votos y también por estar involucrado en la corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

    Otro a quién también le salpicó el caso Odebrecht es al actual mandatario de facto, brasileño, Michel Temer, sospechoso en la investigación de sobornos.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...