• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El veneno de una avispa mata células cancerígenas sin eliminar a las saludables, según revelan los investigadores británicos y brasileños  en un estudio que fue publicado en el diario médico estadounidense Biophysical Journal.

    La Universidad Estatal de Sao Paulo (UNESP) y la Universidad de Leeds(Reino Unido) fueron las instituciones que adelantaron los estudios para comprobar que el péptido MP-1 presente en el veneno de la avispa Polyana paulista.

    Este animal con dicho veneno es común en Brasil y con una dósis podría frenarse la proliferación de células malignas de cánceres de próstata, vejiga y de la leucemia.

    “Las terapias contra el cáncer que atacan por la composición de los lípidos de la membrana celular podrían suponer una nueva y completa clase de fármacos anticáncer”, explicó el biólogo molecular Paul Beales, coautor del estudio.

    También indicó que el veneno sería de gran utilidad en el desarrollo de nuevas terapias combinadas, donde se usan diversos fármacos simultáneamente para tratar el cáncer, atacando diferentes partes de la célula cancerosa a la vez, comentó el especialista molecular.

    El péptido MP-1 se adhiere sólo a células cancerígenas con exceso de lípidos en sus membranas y no a las células sanas.

    A pesar de los resultados prometedores del estudio, los científicos deben realizar más pruebas como alteración de la secuencia de aminoácidos de la toxina MP1, para examinar si la estructura de la toxina se relaciona a su función.

    Las avispas Paulistinha

    La avispa Paulistinha es un insecto popular del sureste de Brasil. Su picadura venenosa la ejecuta para protegerse de sus enemigos. Mientras que ser picado por una de estos insectos sería desagradable.

    Los científicos aseguraron que conocían las propiedades anticancerígenas de la toxina MP1, presente en el veneno de la avispa brasileña, pero lo novedoso del estudio es que hasta ahora pudieron descubrir que esta sustancia sólo afecta a las células dañinas y no a las sanas.

    Sigue leyendo…

    Aumenta supervivencia al cáncer de mama

    Cómo identificar el cáncer de estómago

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...