• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    “China está dispuesta a ampliar las cooperaciones en el área hidroeléctrica para convertir a Bolivia en el verdadero centro energético de Sudamérica”. Con estas palabras, el embajador de Chin en Bolivia, Liang Yu, inauguró junto al presidente Evo Morales la planta hidroeléctrica San José I, puesta en funciones tras una inversión de 139 millones de dólares.

    Según consigna el portal América XXI, actualmente, el Gobierno boliviano trabaja en varios proyectos hidroeléctricos, además de otras fuentes de energía, con el objetivo de transformar al país en un polo energético del que se pueda exportar hacia toda la región.

    La iniciativa de Bolivia promueve producir 3.000 megavatios con la ejecución de varios proyectos hidroeléctricos, de los cuales poder exportar la tercera parte ya hacia el año 2020.

    Al respecto, el presidente Evo Morales informó durante el acto que con esta inauguración de San José I se incorporan 55 megavatios a los 2.100 que hasta ahora genera Bolivia.

    Por su parte, la segunda central del proyecto San José tendrá capacidad para generar otros 69 megavatios, con lo cual sumará 124 entre las dos centrales para aportar al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

    La obra es realizada entre la compañía china Sinohydro y la estatal boliviana Guaracachi, dependiente de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende).

    En ese sentido, Evo Morales informó que en los momentos de mayor demanda Bolivia consume 1.500 megavatios, a los que se suman unos “600 megavatios de reserva”, por lo que el jefe de Estado estimó que, si lo quisiera, el país está en condiciones de exportar entre 200 a 300 megavatios.

    Loading...
    Loading...