• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Congreso de México aprobó una ley que permitirá regular  los sueldos de los funcionarios públicos de ese país.

    La denominada Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos es una de las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador, quien planteó que servirá como mecanismo para reducir los gastos en el sector público.

    La norma pretende acabar con una vieja y reiterada violación a la Constitución mexicana, que indica en su artículo 127 que ningún funcionario puede ganar más que el Presidente, quien hoy tiene un sueldo de 270.000 pesos mensuales (14.000 dólares).

    Sin embargo, López Obrador, anunció en julio que, luego de asumir la jefatura de Estado el próximo 1 de diciembre, reducirá su sueldo actual a la mitad.

    Expresidentes de México no cobrarán pensiones

    Con la aprobación de este instrumento también se cierra la puerta al pago de elevadas pensiones a expresidentes.

    Hoy llegan a su fin los excesos de la alta burocracia. La gente está cansada de tanto dispendio en el presupuesto público. Con esta Ley nadie ganará más que el presidente y ponemos fin a las pensiones de expresidentes”, expresó Mario Delgado, coordinador de los diputados del partido Morena que respalda a López Obrador.

    En el artículo 11 de la norma, se establece que solo podrán asignarse pensiones, por el desempeño de una función pública, cuando se encuentren “expresamente asignadas por una ley o decreto legislativo”.

    La Ley “establece que los servidores públicos recibirán una remuneración proporcional a sus responsabilidades, y consigna los tipos de un nuevo delito que se denominarán remuneración ilícita, aplicable cuando un servidor público apruebe o refrende una remuneración que no esté autorizada por la ley”, reseña Animal Político.

    Cualquier funcionario que cometa este delito tendrá sanciones de hasta por 14 años de prisión y pagará altas multas.

    También contempla la destitución y la inhabilitación para desempeñar otro cargo, empleo o comisión pública de seis meses a 14 años, para aquellos que incurran en la remuneración ilícita.

    Legisladores mexicanos presentaron iniciativa para investigar el caso Ayotzinapa

    Primer Congreso paritario de México tiene como reto combatir la violencia de género

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...