• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tras 20 años de investigación, la científica mexicana Eva Ramón Gallegos, de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), halló una terapia con la que logró la eliminación del 100 % de los virus del papiloma humano (VPH).

    En un despacho de RT se informó que el hallazgo fue dado a conocer como parte del Día Mundial Contra el Cáncer 2019 y demuestra, con base en estudios moleculares, que con terapia fotodinámica se logra la eliminación total del virus, así como de lesiones premalignas de cáncer de cérvix.

    VPH

    Doctora Eva Ramón Gallegos junto a su equipo científico de trabajo

    El VPH es muy común en todo el mundo, hay más de 100 tipos, de los que al menos 14 son de alto riesgo y causantes del cáncer cervicouterino (CCU) que, en 2018, provocó la muerte de 311.000 mujeres en todo el mundo, con base en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, parece haber una esperanza para erradicarlos.

    La terapia fotodinámica, que ha sido estudiada por Ramón Gallegos durante dos décadas, consiste en aplicar en el cuello del útero un fármaco llamado ácido delta aminolevulínico, que después de cuatro horas se transforma en protoporfirina IX, sustancia química fluorescente que se acumula en las células dañadas, lo cual permite eliminar con un rayo láser especial, únicamente las estructuras impregnadas con ésta.

    Detalles de la cura del VPH

    En la fase clínica se trató a 420 pacientes de los estados de Oaxaca y Veracruz, además de 29 en Ciudad de México, quienes estaban infectadas con el VPH, presentaban lesiones premalignas en el cérvix o tenían ambas afecciones.

    En la primera parte de la investigación, que contempló solo a las mujeres de Oaxaca y Veracruz, se aplicó el tratamiento en tres ocasiones con un intervalo de 48 horas cada una, con un tiempo de radiación acorde a cada caso y el tipo de lesión.

    Los resultados fueron los siguientes: en las personas que sólo tenían el virus sin lesiones, se eliminó el VPH en 85%; en quienes tenían el virus con lesiones, también se logró en el mismo porcentaje y de quienes tenían lesiones sin VPH se tuvo éxito en 42%.

    Mientras que en las habitantes de Ciudad de México se aplicó el doble de la concentración de ácido delta aminolevulínico, logrando eliminar el VPH en el 100% de las pacientes que lo portaban sin tener lesiones, 64,3% en las mujeres con virus y lesiones, y el 57,2% en quienes presentaban lesiones sin VPH.

    A decir de la investigadora, esta terapia no tiene efectos secundarios. “A diferencia de otros tratamientos únicamente elimina las células dañadas y no incide sobre las estructuras sanas. Por ello, tiene gran potencial para disminuir el índice de mortandad por cáncer cervicouterino”, explicó.

    Células del virus VPH

    ¿Qué son los VPH?

    Son la causa más frecuente de infección vírica del aparato reproductor y la mayoría de las mujeres y hombres sexualmente activos contraerán la infección en algún momento de su vida, incluso presentando infecciones recurrentes.

    Los VPH se transmiten por vía sexual, sin que necesariamente haya una relación sexual con penetración, pues el contacto directo piel con piel de la zona genital es un modo de transmisión reconocido, a decir de la OMS.

    Asimismo, el organismo informa que muchas de la infecciones por este tipo de virus suelen desaparecer sin ninguna intervención unos meses después de haberse contraído y alrededor del 90% remite al cabo de 2 años.

    Sin embargo, un pequeño porcentaje de las infecciones por determinados tipos de VPH puede persistir y convertirse en cáncer.

    Se calcula que en México hasta un 80% de la población está infectado con VPH y que el 90 % de las mexicanas lo ha tenido alguna vez, con base en datos del Instituto Nacional de la Mujeres.

    La tasa de mortalidad media nacional mexicana por este virus fue situada en 18,24 %, ubicando al país dentro de los primeros lugares a nivel internacional y siendo, a nivel nacional, la segunda causa de muerte en mujeres.

    La OMS estima que en 2018 hubo 570.000 nuevos casos de cáncer cervicouterino (CCU), que representaron el 7,5% de la mortalidad femenina por cáncer, sin embargo, destaca que es curable si se diagnostica en estadios tempranos.

    El control integral del CCU consiste en la prevención primaria, con base en vacunas que protejan contra los VPH 16 y 18, así como con la oportuna detección y tratamiento de las lesiones precancerosas y, finalmente, con el diagnóstico y tratamiento del CCU invasivo, apunta el organismo.

    Te puede interesar:

    Narcos de la CIA, los finos tentáculos de la agencia de inteligencia estadounidense en los cárteles de la droga

    Depredación del Amazonas, el apocalipsis en manos de Bolsonaro

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...