• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de Colombia, Iván Duque, sabe que el cierre de la frontera con Venezuela le traería más pérdidas que ganancias. Por eso, esta semana aseguró que “no caerá en la tentación de cerrarla”.

    En unas declaraciones que ofreció en compañía del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, Duque aseguró que su país está dando “el ejemplo” al atender a los migrantes venezolanos que llegan al país vecino.

    Y atribuyó a esa estrategia el “no caer en las tentaciones ni de la xenofobia ni de cerrar fronteras”.

    Es una de las fronteras más transitadas de la región. Foto: El País.

    Sin embargo, esa decisión del Mandatario colombiano no responde solo a “razones humanitarias”. Ambos países comparten la frontera más activa de América Latina con 2.219 kilómetros y un gran número de personas de las ciudades fronterizas colombianas lleva años viviendo de la comida y la gasolina venezolana.

    Esta situación le aligera la carga a la Administración colombiana ante la falta de empleo y de programas de atención social. Por ello, poco hacen por luchar contra el tráfico de productos en la zona con la participación de los denominados “pimpineros” y “bachaqueros”, reseñó Telesur.

    Recientemente, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que demandará a Colombia para solicitar una indemnización por los 5.600.000 colombianos que viven en territorio venezolano y han recibido atención, trabajo, salud, educación, incluso viviendas a través del programa social Gran Misión Vivienda Venezuela.

    Otra de las razones por las que a Duque le conviene mantener abierto el paso es por todos los recursos que está recibiendo para “ayudar” a los migrantes venezolanos. Solo en agosto se anunció una ayuda adicional desde Washington de nueve millones de dólares.

    60 días después: La debilidad política de Duque y el fantasma de Uribe ¿Quién manda en Colombia?

    Presidente de Colombia mantiene suspendidos diálogos con ELN

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...