• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina bajó un 4,2% interanual en el segundo trimestre de este año, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

    En su más reciente informe, el Indec reveló que Argentina rompió así una racha de cinco trimestres consecutivos de alzas interanuales en el PIB.

    El país se vio particularmente afectado entre abril y junio por una fuerte inestabilidad financiera y las consecuencias de una dura sequía que afectó al sector agropecuario, uno de los motores económicos del país, comento el portal Expansión.

    De acuerdo con el organismo oficial, el PIB experimentó en el segundo trimestre de 2018 una variación negativa del 4% frente al primer trimestre del año, y acumuló en la primera mitad de 2018 un descenso del 0,5%.

    El PIB de Argentina había registrado en 2017 un alza del 2,9%, tras haber experimentado en 2016 una caída del 1,8%.

    Economía argentina se contrae en el segundo trimestre del año, después de crecer en 2017. Foto: Web

    Para 2018, la Ley de Presupuesto preveía una expansión económica del 3,5%, pero esa proyección quedó totalmente descartada ya en el segundo trimestre, cuando comenzaron a ser evidentes los signos de deterioro en la economía. Este periodo marca el comienzo de una profunda recesión económica, cuyo final nadie todavía se anima a arriesgar.

    Hay factores coyunturales que motivaron la marcha atrás de la economía, como por ejemplo, la fuerte sequía que recortó la cosecha de soja, principal motor de la generación de divisa, con impacto sobre el sector metalúrgico y químico.

    También el alza de tasas de interés de Estados Unidos y las disputas comerciales globales complicaron el escenario internacional, según el portal Página12.

    Sin embargo, estos factores se montaron sobre una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión del partido gobernante Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.

    La crisis cambiaria fue mal gestionada por el Banco Central y con el rescate pedido al FMI; y se completó con una severa restricción fiscal impuesta en el acuerdo.

    La crisis argentina y el fantasma del corralito

    Argentina al borde de una nueva crisis financiera

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...