• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Iglesia Católica levantó la sanción impuesta, hace 35 años, al sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal, por apoyar a la Revolución sandinista en la década de los ’80.

    El religioso, de 94 años de edad, agradeció a través de una carta dirigida al papa Francisco la suspensión “a divinis”, impuesta en 1983 por el entonces sumo pontífice Juan Pablo II.

    “Muy querido papa Francisco. Acabamos de tener el emocionante evento de la concelebración de la misa junto con el Nuncio entre nosotros. Aprovecho también para agradecerle su bendición, la que recibo amorosamente”, expresó Cardenal en su misiva.

    La suspensión “a divinis” es una pena canónica prevista en el canon 1333 del Código de Derecho Canónico de la Iglesia Católica (establecida en la edición de 1983). La frase latina “a divinis traducida de modo literal significa “de los (ministerios) divinos”, pero se interpreta y aplica como “lejos de lo divino”.

    Escritor revolucionario

    El sacerdote también es un famoso escritor, cuatro veces nominado al premio Nobel de Literatura. Autor de “Oración por Marylin Monroe”, “Salmos” y “Cántico Cósmico”, entre una vasta obra literaria.

    Además fundó en 1966 una comunidad de poetas y pintores campesinos en el archipiélago de Solentiname, en el Gran Lago de Nicaragua. De allí salieron también guerrilleros que combatieron contra la dictadura de Anastasio Somoza.

    El nicaragüense participó activamente en la revolución del Frente Sandinista de Liberación Nacional que acabó con la dictadura de Anastasio Somoza.

    El 19 de julio de 1979 fue nombrado ministro de Cultura por el primer gobierno sandinista. Ocupó ese cargo hasta 1987.

    Sin embargo, recientemente se declaró opositor al gobierno de Daniel Ortega, de izquierda y tendencia sandinista, por considerar que “sus ideales están alejados de sus orígenes”.

    Salud delicada

    Cardenal fue dado de alta este miércoles 20 de febrero, tras dos semanas de hospitalización. “El padre ya está en su casa otra vez, sin antibióticos ni oxígeno, y aunque siempre está muy débil esperamos que siga recuperándose”, dijo a The Associated Press Luz Marina Acosta, asistente del también escritor.

    El religioso estuvo internado desde el pasado 4 de febrero en un Centro Médico de Managua, capital de Nicaragua, debido a una infección renal.

    El Imperio y las derechas son coherentes en su ataque a Nicaragua Sandinista

    Víctimas de Cristian Precht piden “garantizar sanciones legales” a sacerdotes acusados de abusos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...