• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Guatemala solicitó oficialmente la ayuda internacional a países y agencias de cooperación, ante la tragedia ocasionada por la erupción del volcán de Fuego hace varios días.

    La información se dio a conocer a través de un comunicado que emitió el ministerio de Relaciones Exteriores por medio de una solicitud que le hiciera  la Secretaría Nacional para la Reducción de Desastres en la noche de este jueves.

    Hospitales móviles, asistencia médica, equipo quirúrgico, filtros de agua y raciones alimentarias frias se incluyen en la lista de prioridades que el gobierno solicitó para atender la emergencia que ha dejado hasta ahora 109 muertos y cientos de desaparecidos.Las necesidades incluyen también equipamientos para albergues, medicinas, utensilios para limpieza personas, filtros de agua, baños móviles, telecomunicaciones e infraestructura de servicios.

    En una conferencia de prensa en la sede de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED),  Sandra Jovel, precisó que se trasladaron a las misiones diplomáticas las cuentas únicas para recibir donaciones con vista a la segunda fase, encaminada a la reconstrucción de las áreas afectadas por el coloso de Fuego.

    La petición de ayuda internacional fue lanzada un día después de que el presidente Jimmy Morales se reuniera con los embajadores acreditados en este país para explicar las prioridades de su administración evaluadas en el terreno.

    El despertar del coloso, el 3 de junio, fue el segundo en este año pero el más potente desde 1974; la erupción ha dejado 1,7 millones de afectados, además de pueblos enteros soterrados bajo ceniza y lodo.

    Debido a las desfavorables condiciones del clima por la época de lluvias, las tareas de rescate fueron suspendidas este jueves en la llamada zona cero del desastre, que golpeó principalmente al sureño departamento de Escuintla y sus vecinos de Chimaltenango y Sacatepéquez, declarados en estado de calamidad pública.

    San Miguel Los Lotes, una de las aldeas asentadas en las faldas del volcán es hoy un paisaje lúgubre y cenizo, donde los cuerpos de socorro ponen a riego sus vidas para intentar hallar los cadáveres de familias enteras que quedaron sepultadas, pues la esperanza de vida ya no existe.

    La Conred declaró anoche ‘inhabitable’ esta área de Escuintla, que podría ampliarse a El Rodeo y zonas de Sacatepéquez, según informaron voceros de la entidad.

    Las lluvias han solidificado el terreno, a pesar de que persisten las altas temperaturas, por lo que se instaló allí un puesto de monitoreo de la zona del volcán para evaluar si continúa la búsqueda de cadáveres o comienza la fase de entrada de maquinaria pesada.

    El gigante de Fuego, ubicado a unos 44 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala, se mantiene aún activo, y no se descartan nuevos lahares si las precipitaciones arrastran el material que quedó depositado en la montaña, de ahí las medidas de seguridad para no poner en riesgo la vida de los socorristas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...