• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El integrante del partido colombiano de izquierda FARC, Jesús Santrich,   detenido la semana pasada en Bogotá a raíz de una orden de extradición de Estados Unidos por narcotráfico, fue llevado este martes a una cárcel en el sur de la capital tras permanecer recluido en los calabozos de la Fiscalía.

    “Nos hemos comprometido con la construcción de paz, nos hemos sometido a la JEP (Jurisdicción Especial de Paz) y emprendimos un camino que sabíamos iba a ser difícil; no nos rendimos, no cedemos ante los poderes oscuros que quieren continuar en la guerra, a pesar de los montajes”, escribió en su cuenta de Twitter Victoria Sandino, integrante del partido político FARC.

    Santrich, cuyo verdadero nombre es Seuxis Paucis Hernández Solarte y quien participó en el Acuerdo de Paz en La Habana, fue detenido  con miras a la extradición que solicitará el Departamento de Justicia de Estados Unidos. De acuerdo con las autoridades, a Santrich se le señala de un supuesto acuerdo para exportar diez toneladas de cocaína hacia EEUU a un precio convenido de 15 millones de dólares y que luego se venderían al detalle por hasta 300 millones de dólares en el mercado estadounidense,l.

    Sin embargo, tanto Santrich como la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), movimiento surgido tras la desmovilización de la guerrilla) sostienen que la detención se trata de un montaje conjunto entre el Fiscal General de Colombia, Néstor Martínez, y el Gobierno de EEUU para afectar la implementación del acuerdo de paz.

    Según versiones de la prensa local, Santrich permanecerá en el pabellón de máxima seguridad de la prisión mientras se resuelve su situación jurídica, luego de que su captura fue legalizada por el propio fiscal general. De ser extraditado, Santrich se enfrentaría a una pena entre diez años y cadena perpetua en EEUU por el delito de conspiración para transportar cocaína a ese país.

    Este martes también se conoció que Marlon Marín, uno de los otros tres hombres detenidos junto con Santrich en la operación conjunta entre la Fiscalía de Colombia y el Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA), fue trasladado a EEUU en la noche del lunes para convertirse en testigo clave contra el exguerrillero.

    Marín, sobrino de Luciano Marín, más conocido como Iván Márquez (ex – jefe negociador de paz e integrante de FARC), comparecerá directamente ante la Corte de Nueva York luego de que dicha Corte dejó vencer los términos para la legalización de su captura con fines de extradición. Sin embargo, los cargos por narcotráfico se mantienen contra él, así como contras dos hombres más vinculados al asunto que tiene en prisión a Santrich y quienes también esperan para ser extraditados.

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...