• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Muy movido fue la última parte del año 2017 para los argentinos, pues tras las parlamentarias de octubre, donde el macrismo salió victorioso, el gobierno de derechas comenzó a llevar adelante una ofensiva legislativa que apunta a profundizar el retorno del país a la ruta neoliberal. En la mitad del mandato de Macri, el escenario no se ve promisorio.

    De esta forma logró aprobar una reforma de pensiones que afecta a casi 20 millones de trasandinos, entre jubilados y beneficiarios del bono universal por hijo, lo que generó una importante movilización ciudadana en protesta a la medida del gobierno argentino, la que fue duramente reprimida, dejando un saldo de cientos de heridos y un muerto. Estas movilizaciones se sumaban a las protestas por las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

    Otro tema que preocupa es el alza constante del desempleo, la que se acerca a los dos dígitos. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, la tasa de desempleo al tercer trimestre del año pasado alcanzaba el 8,3%, sin considerar aún la serie de despidos de la última parte del año. Mientras que la inflación alcanza el 25%.

    Respecto de este escenario, la diputada nacional argentina, Lucila de Ponti, militante del Movimiento Evita que es parte del Frente para la Victoria, señala a El Ciudadano que este proceso de reformas neoliberales ha provocado “un deterioro en la imagen del Presidente como su gobierno, porque representa a los que tienen el poder económico concentrado y que en ningún momento intenta defender los derechos conquistados por las mayorías populares”.

    Al mismo tiempo, ratifica que se ha verificado un retroceso en derechos sociales, al priorizar el gobierno de Macri el endeudamiento internacional que se refleja en que “hay una cantidad importante de dinero que se orienta a servicios de deuda y no se dirige a políticas públicas que son necesarias”.

    Respecto de la capacidad de la oposición de articularse y de preparar la campaña electoral de 2019, de Ponti es clara en señalar que “creemos que desde la oposición Argentina debemos transitar un camino que nos permita construir nuevas referencias y referentes para expresar la posibilidad de construir un proyecto de futuro”.

    El año 2017 termina con mucha movilización social y el 2018 empieza igual, sumado con la importante baja en la aprobación de Macri, ¿cómo se proyecta este 2018 y cuál es el análisis del año recién pasado? 

    Desde el año pasado, que tuvimos un proceso electoral de medio término donde se eligieron legisladores nacionales preferentemente, cuando el macrismo obtuvo un triunfo importante y envalentonó al gobierno para avanzar en algunas reformas de carácter estructural que habían postergado en los dos primeros años.

    ¿Cuáles son las principales reforma propuestas por el gobierno?

    Entonces se impuso realizar una reforma impositiva, una laboral -que no pudieron llevarla al Congreso-, y la más polémica es la reforma de pensiones (que incluye a los pensionados, los jubilados y los beneficiarios de la pensión universal por hijo) que buscaba recorta los recursos a casi 20 millones de personas, generando un gran malestar social y que fue duramente reprimido. Esto ha generado un deterioro en la imagen del Presidente como su gobierno, porque representa a los que tienen el poder económico concentrado y que en ningún momento intenta defender los derechos conquistados por las mayorías populares.

    Las políticas regresivas de Macri tienen a Argentina más una deuda externa importante, termina afectando a los sectores más pobres

    Si claro, el gobierno de Macri depende mucho de la deuda externa y en estos dos años el pago de interés representan casi el 20% del presupuesto nacional, lo que supera con creces a los gobierno previos donde se había llevado adelante un proceso de desendeudamiento. Por otra parte, hay una cantidad importante de dinero que se orienta a servicios de deuda y no se dirige a políticas públicas que son necesarias. Esto es reflejo de un modelo económico orientado a las finanzas y a la especulación antes que a los sectores productivos, por lo tanto, hay pérdidas de empleos porque no se les seguridad, ni acompañamientos ni políticas en favor de los sectores industriales, agrícolas o agroindustrial.

    Eso sin contar el riesgo en el que se encuentran derechos que fueron ganados en los años anteriores 

    Por ejemplo, sobre lo que hablamos del mundo del trabajo. Se está cuestionando la posibilidad de realizar paritarias libres (negociación entre trabajadores y el Estado) , que era un elemento central durante el gobierno peronista. Este gobierno le pone un techo a las paritarias, dejándolo en un 15% cuando la inflación esta en el 25%, lo que se traduce en perder poder adquisitivo. Esta semana se publicó un decreto sobre la negociación de la partitaria docente, donde se le quita un peso muy importante de los sindicatos de los maestros, por lo que las actualizaciones de los sueldos son menores. La misma reforma previsional es una quita de derechos importante.

    El desempleo es una de las consecuencias de estas políticas, donde los medios de comunicación están siendo muy afectados

    La prensa tiene una situación muy complicada porque hay una concentración muy grande en los grandes grupos económicos -Clarín, La Nación, radio Mitre y los canales más importante-, donde se han concentrados toda la pauta y los recursos que están orientados a la prensa. Muchísimos medios comunitarios e independientes han debido cerrar y muchos trabajadores de prensa están en la calle. El desempleo está creciendo en una curva ascendente sin pausa, durante el gobierno anterior habíamos logrado que se mantuviera por debajo de los dos dígitos. En Rosario tenemos más de un 20% de desocupación entre los jóvenes, lo que es gravísimo en la proyección de cualquier proyecto a futuro.

    ¿Cómo se proyecta este 2018, que es el penúltimo de Macri?

    Este año será de mucha discusión y debate, porque desde la oposición vamos a buscar la identificación de la sociedad con un proyecto político que represente un futuro en el que se sigan conquistando derechos y que sea igualitario, inclusivo, que dé garantías de dignidad a las familias argentinas. Ese es nuestro desafío en estos dos años y es el camino que creemos debemos tomar para que Macri no logré la reelección o cualquier candidato de Cambiemos. Devolver a los argentinos a un camino de crecimiento sin perder de vista el resguardo de sus derechos.

    En la oposición hay liderazgos con fuerzas para este proceso, tomando en cuenta que Cristina tiene suficientes problemas para ocuparse de esta tarea.

    Creemos que desde la oposición Argentina debemos transitar un camino que nos permita construir nuevas referencias y referentes para expresar la posibilidad de construir un proyecto de futuro que implique, como centralidad, la conquista de mayores derechos y de dignidad para los argentinos, sobre todo para los más vulnerables. Este proyecto de futuro los invita a participar y comprometerse con un mejor país.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...