Indígenas zapatistas dieron la espalda al “cáncer” del capitalismo

El pasado domingo,  mientras los pueblos del legendario movimiento de indígenas zapatistas de México rechazaban al “podrido” sistema electoral, millones de sus compatriotas expresaban en las urnas  la necesidad de superar el modelo bipartidista de más de 100 años, eligiendo a Andrés Manuél López Obrador.

En Nahuatzén, un municipio de las espesas montañas de Michoacán, al oeste del país, numerosas comunidades indígenas, hartas del crimen organizado, las autoridades corruptas y la destrucción de sus tierras ancestrales, intentaron boicotear los comicios con bloqueos de carreteras y manifestaciones, incluso en los lejanos Chiapas (sureste) y Nayarit (noroeste).

Fieles al legado de Cherán, el pueblo purépecha de Michoacán se negó a votar. Esta comunidad  hizo historia en 2011 al convertirse en el primer municipio indígena que abolió el sistema electoral de partidos para nombrar, con sus usos y costumbres, a autoridades con cargos que no encajan en el esquema estatal.

En vez de presidente municipal, regidores y síndicos, la máxima autoridad en Cherán es la Asamblea (todo el pueblo), y doce de sus habitantes son elegidos para representarla en un Concejo Mayor Comunal. Sin campañas, sin partidos, sin urnas.

Además, lograron que la Suprema Corte reconociera su proceso y sus autoridades como legales y legítimas.

Aprovechando que este año por primera vez pudieron participar en las presidenciales candidatos independientes, la desmovilizada guerrilla Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) presentó a su candidata María de Jesús Patricio.

Marichuy -como la conocen sus allegados- reflexionó con decenas de pueblos y tribus sobre las políticas que necesitaría para erradicar el “cáncer” del capitalismo, la corrupción y el crimen organizado.

Pero esta mujer no logró reunir las 860.000 firmas necesarias para registrar formalmente su candidatura. “México es un país racista y con mucha carga discriminatoria sobre el ideal de persona gobernante”, comenta Zenaida Pérez, del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir.

Para el EZLN, “son elecciones de la clase política en la que no cabe ni cabrá la palabra de los de abajo (…). El poder que buscan está podrido”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,168,177FansMe gusta
113,579SeguidoresSeguir
290,145SeguidoresSeguir
16,246SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Pelé recibe alta médica y ya volvió a su casa

El ex futbolista de 78 años estaba en el hospital Albert Eistein de la ciudad brasileña, y luego de ver su mejora recibió el...