• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Con la inauguración de una Planta Fotovoltáica para la generación de  5 megavatios de energía solar, Bolivia busca convertirse en el centro energético de Suramérica y reducir progresivamente sus niveles de consumo de gas natural y estimular su desarrollo económico mediante la industrialización de este producto.

    La nación se encamina hacia la industrialización gasífera, una de sus principales potenciales fuentes de desarrollo económico, evitando así emisiones contaminantes sobre el medio ambiente.

    El gobierno boliviano invirtió 79,4 millones de bolivianos en la obra de 5 hectáreas de extensión ubicadas en el  municipio Yunchará-Tarija,  donde fueron instalados  19.152 paneles solares, que formarán parte del Sistema Interconectado Nacional.

    Sin embargo, la más  importante planta de energía solar de Bolivia es construida por el gobierno del presidente Evo Morales en el departamento de Potosí, la cual cuenta con 200 paneles que generarán 60 megawatios de energía.

    La nueva planta solar inaugurada este fin de semana ahorrará 140 millones de pies cúbicos de gas natural y será un estímulo al proceso de industrialización de este producto, así como para su aplicación en diferentes áreas, que impactarán favorablemente en el desarrollo económico del país latinoamericano. La obra fue ejecutada por el consorcio boliviano español Emias Elecnor en 246 días.

    Actualmente Bolivia acumula una reserva energética de 600 megavatios ya que consume un máximo de 1.500 megavatios de los 2100 que produce, por lo que la nación podría convertirse en corto plazo en el Centro Energético de Suramérica.

    Otra de las obras que aporta a este récord de generación energética y a través de las cuales Bolivia aspira convertirse en un exportador y líder energético es la Planta Central Hidroeléctrica San José, en el Departamento de Oruro,construida por la forma china Sinohydro, aportando unos 124 MW al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

    Estas inversiones se apoyan en la Agenda Patriótica 2015 de Bolivia que establece en uno de sus componentes la diversificación de la matriz energética mediante la implementación de tecnologías que trabajen con fuentes renovables para la generación de electricidad, como es el caso de los proyectos solares, eólicos e hidroeléctricos.

    Loading...
    Loading...